Sábado 25.05.2019

La pena máxima de prisión para los incendiarios se elevará a seis años

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció ayer su intención de proponer un aumento a un máximo de seis años de prisión, en lugar de los cinco actuales, para los autores de incendios forestales, así como la posibilidad de privación de libertad durante el proceso.

feijã³o y gallardã³n charlan en la plaza do obradoiro, donde se congregaron varios ciudadanos
feijã³o y gallardã³n charlan en la plaza do obradoiro, donde se congregaron varios ciudadanos

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció ayer su intención de proponer un aumento a un máximo de seis años de prisión, en lugar de los cinco actuales, para los autores de incendios forestales, así como la posibilidad de privación de libertad durante el proceso.

Considera que el causante debe responder también con su patrimonio

Ruiz-Gallardón hizo este anuncio en Santiago tras reunirse con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y destacó que entre 73% y 80% de los fuegos en zonas forestales registrados en los últimos años fueron “provocados”.

Precisó que la propuesta, a la que contribuyeron varios parlamentarios gallegos, forma parte de una iniciativa para reformar el Código Penal en la que se incluirá, además, como “agravantes” el hecho de que el foco del incendio sea próximo a zonas habitadas o a áreas naturales con especies amenazadas de extinción, o bien en un momento de condiciones climatológicas con “riesgo de propagación”.

inmediato

El titular de Justicia del Gobierno central puntualizó que la propuesta se presentará de forma “inmediata” este mes de julio para su aprobación por el Consejo de Ministros, para proseguir la tramitación parlamentaria, y expresó su deseo de contar con un amplio respaldo.

Para Ruiz-Gallardón, los incendios forestales no se pueden limitar a consideraciones de tipo económico, ya que si bien enfatizó que “el daño causado es fundamental y trascendente”, hay que tener en cuenta la obligación de “protección del ecosistema” por parte de los poderes públicos.

procedimientos judiciales

Indicó, además, que le parece “insuficiente” el hecho de que, en 2010 se registraron en España 1.780 procedimientos contra incendiarios, pero solo se dictaron 96 sentencias, pese al elevado número de incendios intencionados, y avisó de que el fuego supone un “riesgo” para las personas que trabajan en la extinción y para los poderes públicos que deben movilizar amplios recursos.

Ruiz-Gallardón se compromete a tramitar la reforma legal para aumentar los castigos

“La extinción de incendios genera riesgos objetivos” para las personas, no sólo para aquellas que “pueden fallecer a consecuencia directa del fuego”, sino también para los que participan en labores de extinción, como “desgraciadamente en las últimas dos semanas lo hemos podido comprobar”, dijo.

En ese sentido, el ministro de Justicia ofreció su “reconocimiento y homenaje” a los integrantes de la Unidad Militar de Emergencia –unidad del Ejército conocida como UME–, a los distintos cuerpos de Bomberos, de Protección Civil y de los cuerpos y fuerzas de seguridad, pilotos de medios aéreos, guardas forestales, voluntarios y de todos aquellos ciudadanos que colaboran en las labores para extinguir incendios forestales.

Ruiz-Gallardón se mostró esperanzado en poder obtener un “gran consenso” para su propuesta y un “apoyo importante por parte de los grupos parlamentarios” del Congreso, por lo que se mostró “optimista”, aunque destacó que atendiendo al proceso legislativo y a la necesidad de que el texto sea sometida a las dos cámaras de representación, indicó que hasta febrero de 2013 no estará definitivamente aprobada. n

Comentarios