sábado 16/1/21

La CEG cifra la incidencia de la huelga en un 18 %, "menor" que otras

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) ha cifrado el seguimiento de la huelga en la comunidad entre sus asociados en un 18 por ciento, por lo que considera que la incidencia ha sido "menor" que la registrada en anteriores convocatorias.
El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Nuñez Feijóo saludando a un miembro de la asociación de empresarios gallegos. EFE/Archivo
El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Nuñez Feijóo saludando a un miembro de la asociación de empresarios gallegos. EFE/Archivo

Según un comunicado emitido por la CEG, la situación de las empresas ha sido, "con ciertas excepciones, de práctica normalidad".

"A pesar de haberse convocado como medida de presión política contra el Gobierno central por las medidas adoptadas en estos últimos meses, la CEG lamenta que buena parte de las consecuencias de la protesta repercutirán sobre una actividad empresarial que atraviesa momentos especialmente complicados", se lamenta la organización empresarial.

En opinión de este colectivo, la huelga ha sido "inoportuna e innecesaria" y sostiene que su celebración "aproxima a España a países como Grecia antes que a otros referentes europeos".

La CEG también denuncia "la presión" ejercida por los piquetes informativos que "han obstaculizado, con especial insistencia en el primer tramo del día, el derecho de trabajadores y empresarios a acudir a sus puestos de trabajo".

Y es que según indica la organización empresarial, "de no producirse este tipo de situaciones, la actividad hubiese sido, sin ningún tipo de matiz, la propia de un día laboral".

Los empresarios agrupados en la CEG lamentan que la participación en la huelga "se fundamente en este tipo de actuaciones, totalmente alejadas del comportamiento que se debe exigir a los agentes sociales" y critican los incidentes registrados, "como los destrozos sufridos en algunas sucursales bancarias y en el mobiliario urbano".

En cuanto al seguimiento por provincias, las confederaciones de A Coruña y Pontevedra cifran el seguimiento en un 20 % y un 30 % en sus respectivos territorios.

La jornada de protesta registró una incidencia mayor en los principales núcleos urbanos de ambas provincias.

Así, en las ciudades de A Coruña, Ferrol, Santiago de Compostela y, de manera especialmente significativa en Vigo, la inactividad fue más acusada, sobre todo a primera hora del día a causa de la acción de los piquetes, apunta la CEG, que señala que fuera de estas localidades el seguimiento "fue sensiblemente menor".

En Lugo y Ourense la incidencia se califica como "mínima", un 10 % y un 12 %, respectivamente.

Por sectores, la industria es el que ha registrado "mayores dificultades" en su trabajo a causa de la huelga.

Las empresas de automoción han visto paralizada su actividad, en muchos casos debido a la falta de suministros, señala la CEG que también destaca que la incidencia fue también superior a la media en el metal y en la extracción de piedra ornamental, aunque no ofrece datos.

Los empresarios indican que en el resto de sectores "se trabajó con idéntico ritmo al de un día normal" y en la construcción hubo una "incidencia mayor en las zonas de obra, sobre todo en las provincias de A Coruña y Pontevedra".

Según la CEG, tras la dispersión de los piquetes "que disminuyeron la actividad de las primeras horas, los principales polígonos gallegos volvieron a una situación de normalidad".

En el comercio y la hostelería, sobre todo el localizado en las zonas céntricas, los establecimientos cerraron sus puertas, aunque a lo largo de la jornada "ambos recuperaron también su actividad y las grandes superficies de distribución trabajaron con completa normalidad".

En el transporte, la CEG indica que el paro "tuvo incidencia" en el de pasajeros, y que "los trenes estacionados en los andenes y las estaciones de autobuses bloqueadas dificultaron el normal desplazamiento de los ciudadanos".

Los empresarios relatan, además, que en el transporte de mercancías "por precaución" han salido pocos camiones a las carreteras aunque trabajaron "sin grandes problemas".

Comentarios