Los juzgados gallegos cumplen una semana paralizados pendientes de que se retome el diálogo

Los juzgados gallegos cumplen una semana “paralizados”, desde el arranque de la primera huelga indefinida que el colectivo de funcionarios judiciales protagoniza en Galicia. El paro, que se inició el miércoles 7.

Los juzgados gallegos cumplen una semana paralizados pendientes de que se retome el diálogo
Un grupo de funcionarios en huelga escenificaron en Vigo el “entierro” de la justicia | salvador sas (efe)
Un grupo de funcionarios en huelga escenificaron en Vigo el “entierro” de la justicia | salvador sas (efe)

Los juzgados gallegos cumplen una semana “paralizados”, desde el arranque de la primera huelga indefinida que el colectivo de funcionarios judiciales protagoniza en Galicia. El paro, que se inició el miércoles 7, ha obligado a suspender más de 2.000 juicios, según los cálculos de los sindicatos, y también miles de procedimientos jurídicos, además de paralizar de facto los registros civiles de la comunidad.
El conflicto abierto en el seno del sector judicial gallego, cuyos funcionarios de los cuerpos de auxilio, tramitación y gestión denuncian, entre otras cuestiones, “discriminación” salarial y en los descuentos de las bajas por incapacidades temporales (IT), parece más enquistado que nunca después del fracaso de la última reunión entre representantes de la Xunta y del comité de huelga, que tuvo lugar el lunes.
Ayer, festivo solo en Pontevedra por el Carnaval, el seguimiento se mantuvo “muy alto, en torno al 90 por ciento”, según fuentes sindicales consultadas por Europa Press. Sin embargo, el Gobierno gallego rebajó el seguimiento al 40,57%. En un comunicado, el Gobierno gallego constató que faltaron a trabajar 947 personas de un total de 2.334, ya que hay que restar los datos de la ciudad de Pontevedra. Los servicios mínimos, remarcó la Xunta, se están cumpliendo “en su totalidad”.
La Xunta mostró su respeto al derecho a huelga de los trabajadores, pero apeló a su responsabilidad para no perjudicar a la ciudadanía. En esta coyuntura, el sector judicial está pendiente de un nuevo contacto entre la Administración y los sindicatos, que pueda solucionar la situación.

Negociación
Ayer mismo, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aseguró que la disposición a sentarse y hablar por parte del Ejecutivo es “permanente”, pero remarcó que deberá hacerse sobre la base de la última oferta presentada el lunes, al tiempo que instó a los sindicatos a “entrar” en razón. Y es que la Xunta advierte de que no va a “subir más” y que la propuesta planteada el lunes, que mejora en torno “a un 20%” la anterior, es “la última”. Sin embargo, el comité de huelga la calificó de “ridícula” presentando una contrapropuesta que, a su vez, desecha el Ejecutivo autonómico al considerarla “inasumible”. Si hasta la semana pasada el Gobierno gallego planteaba un incremento del complemento autonómico transitorio de entre 660 y 900 euros al año, este lunes ofreció una subida de entre 816 y 1.080 euros al año.
Mientras, el Carnaval también se dejó sentir entre los funcionarios del sector judicial, que llevaron el espíritu del “Entierro de la Sardina” a algunas de sus protestas, como por ejemplo en Vigo, donde representaron el “entierro” de la justicia gallega.