lunes 26/10/20

Investigan si una octogenaria que apareció muerta en su casa de Carballo fue asesinada

La Unidad de Homicidios de A Coruña trata de esclarecer las circunstancias de la muerte de una octogenaria de Carballo ocurrida durante la madrugada de ayer.

La entrada a la vivienda de la fallecida fue precintada y los agentes recogieron pruebas durante horas	raúl lópez
La entrada a la vivienda de la fallecida fue precintada y los agentes recogieron pruebas durante horas raúl lópez

La Unidad de Homicidios de A Coruña trata de esclarecer las circunstancias de la muerte de una octogenaria de Carballo ocurrida durante la madrugada de ayer. El cuerpo sin vida de Carmen Taibo Gesto, de 87 años, fue encontrado poco después de las 10 de la mañana por su único hijo. Estaba tumbada boca abajo junto a la puerta de entrada a la vivienda, en medio de un gran charco de sangre y con un traumatismo en la parte derecha de la cabeza.
El hecho de que el interior de la casa, que tiene dos habitaciones en la planta baja y otras dos en la planta alta, apareciese completamente revuelto hace presuponer que se trata de un homicidio y que el móvil del mismo fue el robo, algo que deberán determinar la autopsia y las pruebas recogidas durante toda la mañana de ayer por agentes de la Policía Judicial y de la Unidad de Homicidios de A Coruña que, presumiblemente, se ha hecho cargo de las investigaciones.

Entrada sin forzar
La anciana estaba viuda y vivía sola en una casa antigua emplazada en el número 12 de Calle Sol de Carballo, aunque todos los días era visitada por su hijo. Ni allegados ni vecinos observaron nada raro durante la jornada del sábado, por lo que todo apunta a que la muerte tuvo lugar en la noche del sábado al domingo. En el caso de que finalmente se confirme la teoría del homicidio, tal y como ahora mismo apuntan la mayoría de los indicios, aparentemente habría sido la propia víctima quien le habría franqueado la puerta al asesino o asesinos, toda vez que no había evidencia alguna de que ni ventanas ni puerta hubiesen sido forzadas.
La voz de alarma la dio el hijo de la octogenaria poco después de las 10 horas y aunque una ambulancia se trasladó de inmediato al domicilio, la dotación sanitaria no llegó a actuar al comprobar que la mujer estaba muerta, por lo que se avisó a la Policía Judicial de la Guardia Civil de Carballo. Al lugar también se desplazaron efectivos de la Unidad de Homicidios de A Coruña, Guardia Civil y Policía Local de Carballo, que procedieron a acordonar la zona de entrada a la casa, frente a la que a lo largo de toda la mañana se concentraron un buen número de curiosos debido a que la noticia se fue propagando con gran rapidez, apoyada por el hecho de que ayer era día de feria y Carballo estaba muy concurrido.
     La recogida de muestras por parte de los agentes se prolongó durante horas, al punto de que el levantamiento del cadáver no tuvo lugar hasta alrededor de las 4 de la tarde, una vez que se presentó en el domicilio la juez de guardia. Antes ya lo había hecho un médico forense.
El cuerpo de Carmen Taibo Gesto fue conducido en un coche fúnebre hasta el Hospital Universitario de A Coruña para realizarle la autopsia que determinará las causas exactas de su muerte. La mujer pertenecía a una familia muy conocida y apreciada en Carballo. Su marido, fallecido hace ya años, fue durante muchos años el conserje del Ayuntamiento de Carballo.

Comentarios