martes 1/12/20

Dos incendios sin control arrasan ya 250 hectáreas en Monterrei y Viana

Un amplio operativo de medios aéreos y terrestres trabaja en la zona, y uno de los fuegos se acercó a un núcleo de casas
El incendio de Monterrei puso en alerta a núcleos de población por la proximidad del fuego a viviendas | EFE
El incendio de Monterrei puso en alerta a núcleos de población por la proximidad del fuego a viviendas | EFE

Los dos incendios registrados ayer en los ayuntamientos de Monterrei y Viana do Bolo avanzaban sin control al cierre de esta edición y alcanzaban las 250 hectáreas calcinadas, con un notorio dispositivo de medios aéreos y terrestres desplegados para intentar apagarlos en sendos municipios de la provincia de Ourense.

El incendio que se inició en la parroquia de Flariz, en Monterrei, afectaba, según las primeras estimaciones provisionales de la Xunta, a una superficie de veinte hectáreas. En los trabajos de extinción participaron tres agentes, seis brigadas, cuatro motobombas, una pala, cinco helicópteros y ocho aviones.

Además, los servicios de Emergencias informaron de que se solicitó a la Xunta que active la situación dos ante la proximidad al núcleo de A Salgueira.

Por otro lado, la Consellería do Medio Rural indicó, a primera hora de la noche, que permanecía activo el fuego registrado en Viana do Bolo, en Vilardemilo.

Este fuego afectababa a una superficie provisional de 230 hectáreas y, en su control, participaban dieciséis medios aéreos así como doce agentes, 36 brigadas, 18 motobombas y dos palas.

El alcalde de la localidad, Secundino Fernández, ve “clara” la intencionalidad de los incendios registrados en su municipio.

También en la provincia de Ourense permanecía controlado un incendio en Queirugás, en Verín que, según último parte, afectaba a unas 144 hectáreas.

Amenaza

El incendio de Monterrei puso en alerta a núcleos de población por la proximidad del fuego a viviendas aunque, al cierre de esta edición, se descartaba peligro para las casas por la existencia de pistas forestales en la zona.

El fuego, que comenzó en la parroquia de Flariz, amenazaba a A Caridade y A Salgueira, y a un importante robledal.  

El regidor de Monterrei, José Luis Suárez, reconocía la complicación de las tareas e extinción en su ayuntamiento porque “tira bastante aire” y, a última hora de no descartaba que si seguía avanzando pudiese llegar a alguna zona habitada.

Este incendio es el segundo registrado en solo unas horas en el sureste de la provincia de Ourense. Con carácter previo, otrofuego obligó a cortar temporalmente la circulación en la carretera OU-1018 en Cualedro, en concreto en la parroquia de Rebordondo.

Comentarios