domingo 25.08.2019

La hospitalización a domicilio estará implantada en toda Galicia en 2021

Feijóo asegura que la medida no supone un aumento del gasto sanitario, sino que hará más eficientes los recursos

Jesús Vázquez Almuiña y Alberto Núñez Feijóo participaron ayer en Santiago en la presentación del Plan de Hospitalización a Domicilio
Jesús Vázquez Almuiña y Alberto Núñez Feijóo participaron ayer en Santiago en la presentación del Plan de Hospitalización a Domicilio

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, propuso ayer “acortar plazos” para el Plan de Hospitalización a Domicilio (HADO) y que este servicio ya esté implantado para 2021 “en el 100 por 100 del territorio” de Galicia y los “365 días al año”.

Así lo anunció ayer el titular del Gobierno gallego frente a más de un centenar de personas, entre ellas profesionales sanitarios que participaron en la elaboración del proyecto y el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, quien se encargó de abrir este acto, que tuvo lugar en el Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura, en Santiago.

Clave para las familias
“Este plan está diseñado para el período 2019-2023, pero creo que merece la pena ofrecerlo en menos tiempo. Y para eso es necesario aplicar más dinero en menos tiempo”, abordó Feijóo, quien calificó como “prioritario” este servicio “clave para las familias” que supondrá una dotación presupuestaria de 2,5 millones de euros –2,3 millones para personal–.

Sin embargo, a pesar de acortar los plazos a la mitad para su implantación, el presidente de la Xunta garantizó que “no va a suponer un incremento del gasto sanitario”, sino que será hacer “más eficientes” los recursos al “evitar” parte de la estancia media de los pacientes en las plantas de los hospitales.


Además, y tal y como se abordó en el Consello de la Xunta de la pasada semana, Feijóo subrayó que este plan HADO trata de “finalizar”, “homogeneizar” y “protocolizar” un servicio que se viene haciendo desde hace años y extenderlo a todas las áreas sanitarias y hacerlo disponible “todos los días del año”, incluidos sábados y domingos. Para ello, los equipos sanitarios en funcionamiento se ampliarán de 45 a 60 –con 15 médicos y 30 enfermeros más–, lo que supondrá la adquisición de 15 nuevos vehículos.


Se trata de un “nuevo modelo asistencial” en Galicia, incidió, ya que la atención al paciente será “compartida entre equipos de Atención Primaria, hospitalización a domicilio y el hospital”, tres asistenciales que trabajarán “de manera coordinada”.

Inconformistas
Para el máximo mandatario autonómico, este proyecto requiere “ser inconformistas” para llevarlo a cabo debido al reto que supone una población “envejecida” como la gallega –el 24 por ciento tiene más de 65 años–, con una alta “cronicidad” en las patologías y la “dispersión” de los núcleos de población, un total de 34.000.


Feijóo también garantizó que este plan será “beneficioso” para los pacientes y sus familias, porque recibirán atención médica profesional “sin salir de su casa”. “Dentro de unos años nos daremos cuenta de que este servicio es clave para entender por qué la gente tiene una esperanza media de vida de 83 años y por qué los bebés que están naciendo ahora en los paritorios del Sergas pueden tener una esperanza de vida cercana a los 100 años”, dijo.


Por su parte, el conselleiro de Sanidade hizo hincapié en que el plan HADO apuesta por la “clara tendencia a que el domicilio sea un lugar central” en la atención sanitaria, con un “gran protagonismo” por parte de los cuidadores del enfermo. “Volvemos al domicilio después de años de creer que el hospital era la solución a problemas sanitarios complejos. Pero no volvemos como antes, sino con más equipos”, afirmó.
De este modo, Vázquez Almuiña recordó que la hospitalización a domicilio es un servicio “muy bien valorado por los pacientes” tras “30 años de existencia”.


En esta misma línea se pronunció Leticia Hermida, una médico de familia que trabaja a domicilio y que valoró este servicio como una “atención centrada en los pacientes”. “Con la hospitalización a domicilio descubrí que los pacientes no eran órganos, no eran síntomas, eran miembros de una familia. Hay pacientes paliativos, crónicos, complejos, con úlceras muy complicadas... y necesitaban asistencia médica y enfermería con un plus de humanidad”, relató.

Comentarios