viernes 18/9/20

Hallan una cámara oculta en el techo de una sala de descanso del hospital de Santiago

La CIG denunció la aparición de una cámara oculta en el falso techo del cuarto de descanso del personal de la concesionaria del servicio de cafetería, la empresa Aramark, situado en la quinta planta del edificio del Clínico, en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).

Exterior del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago | AEC
Exterior del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago | AEC

La CIG denunció la aparición de una cámara oculta en el falso techo del cuarto de descanso del personal de la concesionaria del servicio de cafetería, la empresa Aramark, situado en la quinta planta del edificio del Clínico, en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).
El sindicato alertó de la “gravedad” de la situación y exigió que se abra una investigación para desvelar si existen más cámaras de este tipo instaladas en el centro o en otras cafeterías del área sanitaria en las que la empresa tiene concesión, como Gil Casares, Provincial y Hospital do Barbanza.

Actuación por la “vía penal”
Roberto Alonso, secretario comarcal de CIG-Servizos, pidió que se investigue la situación y se “depuren responsabilidades”, y avanzó que los servicios jurídicos se encuentran estudiando las posibilidades de actuación por la “vía penal”.
El dispositivo apareció en el falso techo del cuarto de descanso de este personal el pasado martes. Se trata, a diferencia de otras instaladas a la vista, de una cámara de grabación de audio y vídeo, por lo que podría haber registrado conversaciones privadas y controlar la actividad de estos trabajadores.
El secretario comarcal de la CIG matizó, no obstante, que se trata de una sala a la que acceden los trabajadores de cafetería, y no el personal médico, aunque el personal sanitario había denunciado en su momento la instalación de cámaras en pasillos y otras zonas, que están a la vista pero sin la cartelería indicativa correspondiente.
Una vez detectada la instalación, el sindicato remitió una comunicación urgente a la empresa para pedir una reunión en 24 horas y que, ante la falta de respuesta, decidieron denunciar el caso públicamente.

Vulneración de la intimidad
“Estamos ante la vulneración del derecho fundamental a la intimidad”, advirtió, señalando que ya se comunicó verbalmente de los hechos a la Xerencia del hospital, a quien pide “que se le abra expediente” a la empresa.
A partir de ahora, explicó, convocarán a los trabajadores en asamblea para explicar la situación e incluso no descartan convocar huelga, aunque permanecerán a la espera de que la empresa decida actuar al respecto.
“En función de lo que salga, miraremos si somos más contundentes o no”, insistió el responsable sindical, advirtiendo que estos hechos “no pueden quedar sin ningún tipo de pena”.
Ante la denuncia presentada por la CIG, la Xerencia del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela inició una investigación para esclarecer la situación. No obstante, fuentes cercanas al hospital aseguran que la Xerencia no tiene ninguna comunicación de los hechos por parte del sindicato.

Comentarios