miércoles 16.10.2019

Gallego desiste de ir en las listas del PSdeG y Docasar denuncia una “caza de brujas”

La diputada por Pontevedra Carmen Gallego desiste de ir en las listas del PSdeG para las próximas elecciones de otoño, mientras que su compañero por Lugo Vicente Docasar también avanzó ayer que no repetirá en la candidatura.

El candidato de los socialistas gallegos a la Xunta durante la rueda de prensa en Santiago
El candidato de los socialistas gallegos a la Xunta durante la rueda de prensa en Santiago

La diputada por Pontevedra Carmen Gallego desiste de ir en las listas del PSdeG para las próximas elecciones de otoño, mientras que su compañero por Lugo Vicente Docasar también avanzó ayer que no repetirá en la candidatura y volverá a su trabajo como profesor, en medio de acusaciones por lo que califica de “caza de brujas” en las filas socialistas.
Ambos apoyaron a José Luis Méndez Romeu en las primarias del partido en las que resultó vencedor Xoaquín Fernández Leiceaga. Es más, el anuncio de Gallego y Docasar se produce después de que el pasado viernes el propio José Luis Méndez Romeu confirmase que abandona la política activa, aunque mantendrá la militancia en el PSdeG.
Gallego afirma que en su caso es una decisión que adoptó “hace mucho tiempo” y ahora está convencida de que su partido “pagará” el “sectarismo” con el que, a su juicio, aborda el candidato, Xoaquín Fernández Leiceaga, la confección de las candidaturas.
“No repetir en las listas es una decisión que tomé hace mucho tiempo, sabía que esta era mi última legislatura y lo tengo todo preparado para retomar mi actividad privada en el ámbito de la pesca”, subrayó la que fuera conselleira de Pesca en el Gobierno bipartito de Touriño.
Gallego, quien puso en las últimas semanas voz al sector más crítico con la actual gestora y el candidato del partido, reconoció que no repetirá en las listas, pero también admitió que “no” comparte “la actual coyuntura y forma de hacer las cosas” del PSdeG. “No comparto, por ejemplo, que se trabaje con el mensaje de que vamos a ser segundos, ni tampoco comparto las formas”, esgrimió, al tiempo que discrepa de que Leiceaga apele de forma reiterada a la necesidad de acometer “una renovación”. “Si renovar pasa por eliminar a los que no piensan como tú, no se llama renovar, se llama sectarismo”, matizó.
Dicho esto, se reafirmó en que en el PSOE no solo caben “todos los que están”, sino que sería preciso “ampliar” su base y “volver los ojos” hacia la sociedad civil. Gallego, quien llegó al Parlamento en 2001, también advirtió de que las nuevas caras y los “referentes” no solo no son “incompatibles”, sino que ambos perfiles son “necesarios”.
“Si los que ganaron las primarias quieren poner al frente del partido a los suyos, se pierde la mitad del partido”, lamentó.
Preguntada acerca del papel que prevé jugar en la próxima campaña electoral, Gallego aclaró que, aunque no repita en las listas, ella “no” deja la política, por lo que seguirá “trabajando” a favor del PSOE y contribuyendo a “dignificar” la política.

Consejos
Para avanzar en este camino y en pleno debate sobre las listas –las asambleas locales empiezan formalmente a reunirse esta semana–, Gallego envió varios consejos a Leiceaga: que se “lea” los estatutos del partido y recuerde que el candidato “no decide” las listas, que trate de hacer las candidaturas “con los mejores y no con los que mejor le caen” y que “deje de pensar tanto en los de dentro y piense más en los de fuera”.
“La sociedad necesita un referente alternativo al PP y a Feijóo, sus políticas de recorte le han hecho mucho daño a la gente. El PSdeG debe hablar con la sociedad civil e incorporarla al proyecto”, sentenció.
Un discurso con una carga crítica similar contra los actuales mandatarios del PSdeG es el que exhibe Vicente Docasar, quien volverá a su trabajo como profesor en el Instituto Daviña Rey de Monforte al día siguiente de que Feijóo disuelva el Parlamento para la convocatoria electoral.
Docasar dice que se va “muy decepcionado”. “Uno ha trabajado con la mayor honradez que puede, dedicándose en cuerpo y alma y después hay cosas que no me gustan”, esgrime y agrega que “parece que las primarias se organizan para darle al partido vida y democracia y luego, en la práctica, se convierten en una caza de brujas, en unas purgas enormes”.
Al respecto, relata que la “decepción” con el PSdeG se origina con la marcha de José Ramón Gómez Besteiro, que tuvo que dimitir el pasado mes marzo al ratificarse que contaba con diez imputaciones. De este exsecretario xeral del PSdeG recuerda que lo fue a buscar al instituto para entrar en su ejecutiva cuando asumió el cargo y apunta que la configuración de gestoras en Lugo y en Galicia “produce un funcionamiento interno que no es el más adecuado”.
Docasar asegura que habló con compañeros y “ven como Leiceaga y las distintas gestoras del partido en Lugo y Galicia lo que hacen es colocar a sus amigos, a su gente de confianza, desplazando a los que dieron su apoyo a Méndez Romeu”. “Eso al PSOE le va a hacer daño”, concluye a modo de alerta.

Comentarios