Galicia solo hará estudios de contactos de casos de covid relacionados con grupos vulnerables

Una mascarilla, tirada sobre la calzada, aunque sigue siendo obligatoria en interiores/EFE/David Arquimbau Sintes

Galicia aplicará desde este lunes, 28 de marzo, la nueva estrategia de vigilancia y control frente a la Covid-19 tras la fase aguda de la pandemia, mediante la cual sólo se realizará estudio de contactos entre aquellos casos confirmados que estén relacionados con ámbitos o grupos vulnerables.


Así lo ha explicado este jueves en un seminario web la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, quien ha señalado los pasos que seguirá la Xunta en esta "etapa de transición" en cuanto a la "vigilancia y control" de esta enfermedad, acompañada de la médica de Medicina Preventiva Olaia Pérez.


La doctora Durán ha incidido en que en el contexto actual "hay un antes y un después" con el proceso de vacunación en cuanto al escenario epidemiológico. En el marco de esta nueva vigilancia, ha apuntado que se centrarán especialmente en los ámbitos vulnerables: centros sanitarios asistenciales; centros sociosanitarios (residencias de mayores, centros de día y de discapacidad) y centros con personas institucionalizadas (centros penitenciarios).


Y, en concreto, Galicia centrará su especial vigilancia en esta nueva estrategia en las personas mayores de 60 años, en el grupo de gente con condiciones de alto riesgo --grupo 7 de al estrategia de vacunación que incluye a los inmunodeprimidos-- y a las embarazadas.


La directora xeral de Saúde Pública Carmen Durán ha puntualizado que solamente a las personas de esos tres grupos vulnerables --mayores de 60, embarazadas e inmunodeprimidos-- el Sergas les realizará prueba de confirmación de Covid en caso de tener síntomas.


Asimismo, el estudio de contactos de casos de Covid incluirá a personas relacionadas con esos grupos vulnerables, como las que residen o acude como usuaria frecuente o está ingresada en un ámbito vulnerable; que trabajen en la atención directa a personas en un ámbito vulnerable y trabajadores que prestan apoyo y cuidados a otras vulnerables --como el personal de ayuda en el hogar--.


Caso sospechoso

El nuevo protocolo establece como caso sospechoso la persona con clínica compatible o con resultado positivo en un test de autodiagnóstico, para quienes se recomienda extremar las precauciones hasta pasados los 10 días del inicio de los síntomas, permanecer en el domicilio hasta que mejoren los síntomas, usar mascarilla y mantener la distancia de seguridad, evitar contacto con personas vulnerables y acudir a ámbitos vulnerables, reducir las interacciones sociales, lavar las manos con frecuencia e informar a sus contactos estrechos.


Al respecto, Durán ha concretado que la confirmación de la enfermedad por la Covid-19 mediante prueba se hará a casos sospechosos de grupos vulnerables y a casos sospechosos relacionados con ámbitos o grupos vulnerables; mientras que no la tienen indicada los trabajadores de ámbitos vulnerables que "no tengan contacto directo" con personas vulnerables.


Y sí se les hará prueba a los casos sospechosos que requieran ingreso hospitalario; así como a los que estuvieran en los últimos 14 días en una región en la que circula una variante que no presenta circulación en el territorio o a población migrante irregular de reciente llegada.


Caso confirmado

Por su parte, se determina caso confirmado una persona con una prueba diagnóstica positiva --test de antígenos o PCR-- con o sin síntomas compatibles. A todas ellas se les recomienda extremar las precauciones hasta pasados 10 días del inicio de los síntomas, permanecer en el domicilio hasta que mejoren los síntomas, usar mascarilla y mantener la distancia, evitar contacto con personas vulnerables y no acudir a ámbitos vulnerables, reducir las interacciones sociales, lavar las manos con frecuencia e informar a sus contactos estrechos.


Sobre el aislamiento de los casos confirmados de Covid, la doctora Durán ha aclarado que "no se les va a aislar como hasta ahora", con "alguna excepción", como las personas relacionadas con ámbitos vulnerables, como los centros sociosanitarios y hospitalarios.


En cuanto a los contactos estrechos, Carmen Durán ha incidido en que ya no se identificarán en cuanto a la población general y serán los propios casos los que "deben informar a sus contactos estrechos para que extremen las medidas de prevención". Y ha remarcado que "sólo se realizará estudio de contactos" entre aquellos casos confirmados que estén relacionados con ámbitos o grupos vulnerables.


"No relajarse"

Con todo, la directora xeral de Saúde Pública ha incidido en que todo ello supone un "cambio en el manejo de casos y contactos", centrado en la "recomendación de vigilancia y prevención", en el que "no se va a aislar" a los positivos asintomáticos y no se hará pruebas diagnóstica, salvo en los casos indicados.


Todo ello, ha subrayado Durán, "no significa poder relajarse" ante la Covid-19, tras recordar que en Galicia, por ejemplo, se detecta una media de 2.000 casos diarios desde hace una semana, al tiempo que ha señalado que "lo distinto" es el porcentaje de hospitalizados con respecto a otras olas.


Declaración obligatoria

Por ello, ha remarcado que "sigue vigente" el uso de mascarilla en interiores y las recomendaciones fundamentales de ventilación, higiene de manos y distancia de seguridad.


Durán ha matizado que se trata de una enfermedad de "declaración obligatoria" y, aunque los positivos de autotest ya no tienen la obligación de comunicarlo, porque deja de ser "válida como prueba diagnóstica", sí las pruebas que se hacen en lugares oficiales como laboratorios certificados.


"Nos hubiese gustado más tiempo", ha admitido Carmen Durán sobre el plazo para aplicar esta nueva estrategia nacional, para añadir que Galicia "se adaptará". "Habrá un tiempo de transición", ha indicado, para adaptarse y realizar "ajustes" según las circunstancias.


En este caso, ha hecho mención especial a los colegios, sobre los que ha matizado que tampoco se realizarán aislamientos de escolares, salvo en excepciones como inmunodeprimidos. Con todo, ha dicho que se cuenta con "una red de salvación" y "si las cosas se desarrollar de otra manera" hay "capacidad para dar marcha atrás o establecer un nuevo protocolo".


Por otra parte, preguntada sobre el análisis de las aguas fecales, la directora xeral ha remarcado que la Xunta "trabaja con el Ministerio" en ese estudio, en el que se incluyeron varias provincias gallegas. "Desde hace un año nos unimos al proyecto estatal", ha concluido.

Galicia solo hará estudios de contactos de casos de covid relacionados con grupos vulnerables

Te puede interesar