miércoles 5/8/20

Galicia pide que se puedan establecer dos tipos de aforo en las playa en función de la marea

El conselleiro de Sanidade considera que la situación de los arenales gallegos los hace diferentes al resto
Varias personas disfrutan de un baño o un paseo en la playa de Samil en Vigo, el primer día de afluencia libre a las playas | efe
Varias personas disfrutan de un baño o un paseo en la playa de Samil en Vigo, el primer día de afluencia libre a las playas | efe

La Consellería de Sanidade solicitó ayer al Ministerio de Sanidad la posibilidad de que los ayuntamientos gallegos que así lo consideren “puedan establecer dos tipos de aforos diferentes” en las playas, en función de la bajamar y la pleamar.

Según informó la Xunta, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, remitió una carta al ministro Salvador Illa en la que hace esta petición en base a las características de las playas y arenales de la comunidad, “con grandes diferencias entre pleamar y bajamar”.

“El actual cálculo considera que para obtener el aforo máximo permitido en las playas, se tiene que considerar una superficie por bañista de aproximadamente cuatro metros cuadrados”, expuso Sanidade en un comunicado. “Para hacer este cálculo, hay que descontar de la superficie útil de la playa, como mínimo, una franja de seis metros a contar desde la orilla de la pleamar”, ha añadido.

Según plantea el titular de Sanidade, esta restricción “impediría el uso de muchos de los arenales gallegos”.

La “solución” que propone Almuiña para calcular el aforo en bajamar, subraya la Consellería, “pasa por descontar de la superficie útil de la playa una franja de cuatro metros desde la línea de bajamar”.

Mientras, puntualiza la Xunta en el mismo comunicado, “en pleamar habría que descontar de la superficie útil una franja de un metro desde la línea de pleamar”.

“La Consellería de Sanidade confía en que el Ministerio (de Sanidad) acceda a esta petición”, ha concluido.

Reapertura

Los gallegos se despidieron este pasado fin de semana de la fase 1 de la desescalada y lo hicieron entre un intenso calor que, a pesar de la tentación, no causó grandes problemas en los arenales de la comunidad, que apenas registraron multas por saltarse las normas.

La tónica general en la costa fue el cumplimiento de las indicaciones, y, según han explicado fuentes municipales y de los cuerpos de vigilancia, se dictaron un menor número de multas y advertencias que en fechas anteriores.

En esta situación se encontraron tanto la ciudad de Vigo como A Coruña donde, han confirmado, no se impuso ninguna multa por saltarse las normas de la fase 1 de la desescalada durante el fin de semana en las playas.

Los arenales gallegos no estaban disponibles para que los ciudadanos paseasen, pero aún no podían tumbarse al sol ni darse un baño.

En otros puntos, en particular de las Rías Baixas, si se detectaron algunos incumplimientos, aunque se saldaron solamente con advertencias

En todo caso, los gallegos ya no tendrán que esperar más para tumbarse en la playa o meterse en el mar, ya que la entrada en vigor ayer de la fase 2 les da la posibilidad de realizar estas actividades, aunque siempre dentro de su misma provincia de residencia.

Tendrán que hacerlo, como recuerdan los carteles y paneles informativos instalados en muchas playas, manteniendo la distancia de seguridad y en grupos de, como máximo, 15 personas. Además, no podrán utilizar las duchas y deberán cumplir con las indicaciones que establezcan los ayuntamientos.

Ayer el concejal pontevedrés Iván Puentes visitaba la playa fluvial del Lérez, donde ha destacado que, en las primeras horas de fase dos se han cumplido “absolutamente” las normas de seguridad dentro de la playa.

Comentarios