viernes 27/11/20

Galicia es la única comunidad en el nivel 1 de alerta por su baja ocupación hospitalaria

La Xunta avala las restricciones nocturnas, pero Feijóo pide criterios pactados entre las autoridades
Un hostelero monta la terraza en una calle turística de Santiago de Compostela | lavandeira jr (efe)
Un hostelero monta la terraza en una calle turística de Santiago de Compostela | lavandeira jr (efe)

El pleno del Consejo Interterritorial de Salud, dirigido por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y los consejeros del departamento de las comunidades autónomas, a excepción del País Vasco y Madrid, aprobaron ayer un plan por el cual se establecen cuatro niveles de alerta para hacer frente a la segunda ola de la pandemia.

En esta reunión se acordaron ocho criterios para determinar el nivel de alarma de cada comunidad, entre ellos la incidencia acumulada o la ocupación de camas UCI y en planta con pacientes con Covid-19. 

Atendiendo a estos criterios, Galicia, gracias a su baja ocupación hospitalaria, sería la única comunidad que permanecería en el nivel 1 de alerta, explican fuentes de la Xunta de Galicia. 

El nivel 2 sería decretado en Baleares, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana y Extremadura. Mientras, Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha y Región de Murcia pasarían al nivel de alerta 3.  

En último nivel, el 4, se quedarían Aragón, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Navarra, La Rioja, Ceuta y Melilla Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha y Región de Murcia. 

A favor de las restricciones
Antes de la reunión iterritoral, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avanzó que Galicia “no se opondrá” a que haya en España restricciones nocturnas “con base en criterios epidemiológicos previamente pactados” según la incidencia de la pandemia, pero rechazó hablar de “toque de queda” o de “estado de alarma” dado el “coste reputacional” que, bajo su punto de vista, el uso de estas denominaciones supone para el país.

“La posición de la Comunidad es clara. Sí que estamos a favor de que haya restricciones en función de los problemas que se registren. Restricciones nocturnas con base a criterios epidemiológicos previamente pactados, sí. Toque de queda y estado de alarma, no”, sentenció Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.

Toque de queda
Lo  trasladó después de trascender que el Ministerio de Sanidad  baraja  que en las zonas de mayor incidencia de contagios de coronavirus, se cierren los establecimientos con servicio no esencial, como por ejemplo los bares, a las 22.00 horas y se recomiende a la población no salir de sus domicilios.

Al respecto, Feijóo recodó que el Gobierno gallego impuso restricciones en la franja diurna, vetó en algunas zonas de la Comunidad reuniones más allá de la “burbuja familiar conviviente” e incluso autorizado el cierre perimetral de varios municipios para impedir que la pandemia avance.

Por ello, argumentó que no sería coherente rechazar que restricciones de este tipo puedan dictaminarse, si lo aconseja la situación, para el horario nocturno. Eso sí, advirtió de que un toque de queda generalizado sería “desproporcionado” y apostó por adoptar este tipo de medidas en zonas donde lo aconseje la incidencia o sea evidente que hay “transmisión comunitaria”, no brotes puntuales y concretos.

Tras insistir en que todas las medidas impulsadas en Galicia están validadas por el comité clínico, el presidente dio por hecho que los expertos del mismo verían bien restricciones que, en lugares específicos donde sea preciso, incidan en preservar la “burbuja familiar conviviente” y, en horarios en los que ya no hay desplazamientos laborales o al colegio, se apueste por evitar acudir espacios públicos.

Comentarios