jueves 24/9/20

Galicia detecta un brote con nueve positivos en Ribeira y A Pobra do Caramiñal

Todos los afectados presentan síntomas leves y están aislados, mientras el Sergas rastrea los posibles contactos
El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, informa sobre el brote
El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, informa sobre el brote

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) informó ayer de que ha detectado un brote de coronavirus con nueve afectados que han dado positivo en las pruebas PCR, por el momento, en las localidades de Ribeira y A Pobra do Caramiñal (A Coruña).

El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, ha explicado en una rueda de prensa que, además de a estos nueve positivos, se ha hecho la prueba a otras quince personas, que han dado negativo, y que se está haciendo una investigación de más posibles contactos. Entre los positivos, ocho residen en Ribeira y uno en A Pobra.

Origen en Brasil

La persona que se considera posible origen de este grupo de infecciones es un hombre que viajó a principios de junio, antes de que se hubiese levantado el estado de alarma, desde Brasil en avión, vía Lisboa. En el país sudamericano realizó “una estancia de un tiempo”, señaló el responsable del Sergas.

Este hombre dio negativo en la PCR -a la que se sometió, como su hija, el pasado viernes, aunque no presentaba síntomas-, pero se le hizo posteriormente una prueba serológica que mostró la presencia de anticuerpos, evidencia que indica que su infección está ya “resuelta”.

El primer caso detectado, según Fernández-Campa, fue el de la hija del hombre, que tenía síntomas leves y dio positivo a la prueba PCR el viernes.

 Este sábado se registraron otros dos positivos relacionados con este foco y ayer se conocieron los casos restantes, ha concretado el gerente del Sergas.

Vínculos familiares

Todos los infectados son familiares de la persona que se sospecha que es el origen o amigos de este y otros allegados de estos amigos, ha señalado el responsable del Sergas, que añadió que cree que los contagios se produjeron por el contacto estrecho habitual entre familiares y por alguna relación laboral, no por una reunión concreta que pudiera haber realizado el paciente cero.

Con respecto al estado de los contagiados, ninguno de los afectados ha necesitado hospitalización. Todos presentan síntomas leves y permanecen en aislamiento en sus domicilios, mientras que los contactos más estrechos, incluidos los 15 que han dado negativo, están en cuarentena -que durará 14 días- y bajo vigilancia diaria, por si desarrollan síntomas y es necesario hacerles la prueba, agregó el gerente del Sergas.

También se ha avisado a la aerolínea con la que viajó desde Brasil el hombre para que realice los pertinentes rastreos de otros posibles contagiados.

Una vez que las autoridades sanitarias gallegas tuvieron constancia del primer positivo, relató el gerente Fernández-Campa, se realizaron encuestas y un estudio para determinar la red de contactos que había tenido el paciente desde su llegada a Galicia.

Dado que ayer mismo recibieron las nuevas confirmaciones, siguen las tareas para trazar los posibles contactos.

Este brote, agregó Fernández-Campa, genera “preocupación” y las autoridades sanitarias estarán “atentas” a su evolución, indicó el alto cargo, que destacó que el sistema de rastreo “parece haber funcionado” y ha permitido buscar contactos y realizar pruebas en un plazo “muy corto”.

Por último, el responsable del Sergas consideró que esta situación  es también un recordatorio de la “importancia de las medidas preventivas”, como la mascarilla y la distancia social, y del “sentidiño” para evitar contagios.

Comentarios