sábado 07.12.2019

Galicia contará con un censo de personas mayores que viven solas y una estrategia para su atención

El Parlamento tumba una propuesta para que un gobierno en funciones pueda actualizar las entregas a cuenta
La conselleira de Política Social, Fabiola García, comparece en el pleno del Parlamento Gallego | XOÁN REY (EFE)
La conselleira de Política Social, Fabiola García, comparece en el pleno del Parlamento Gallego | XOÁN REY (EFE)

La conselleira de Política Social, Fabiola García, anunció ayer que la Xunta elaborará, en colaboración con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), un censo de personas mayores que viven solas y que “no desean” esta situación, para las que también dispondrá de una “estrategia de prevención y atención” en el año 2020.

Así lo adelantó la conselleira durante su comparecencia en el Parlamento de Galicia, donde se enfrentó a los distintos grupos de la Cámara para responder también sobre la situación laboral del personal de atención. En este sentido, reivindicó que su Consellería cuenta ahora “con más de 6.500 profesionales”, un 10,3% más que en 2009, según sus cifras, y valoró que en los últimos años se registraron “importantes mejoras” de su situación.

Además, García subrayó el incremento de las nóminas de los empleados públicos –un 1% en 2017, un 1,75% en 2018, un 2,5% en 2019 y un futuro 2,2% en 2020– y que “en todos” los centros de atención a mayores “se cumple la normativa” y se tiene en cuenta “la rotación” del personal en supuestos de carga de trabajo, sustitución y cobertura de bajas.

Dependientes

En otro orden de cosas, la conselleira hizo hincapié en datos como el de las más de 61.000 personas dependientes atendidas, lo que supone cumplir el “objetivo de legislatura” a un año de que esta concluya; las más de 8.000 plazas públicas en residencias, un “42% más” que hace una década; y otras 3.300 en centros de día, “mientras que en el año 2009 no llegaban ni tan siquiera a 1.000”.

Asimismo, desgranó los presupuestos del 2020 para su Consellería y celebró el aumento del 1,6% de las partidas destinadas al llamado Servizo de Axuda no Fogar (SAF), hasta los 76,3 millones, al tiempo que se prevé que se extienda “hasta los 200 ayuntamientos” el programa ‘Coidados porta a porta’, que este año operó con “2.000 mayores que viven en 20 localidades rurales” a través de prestaciones de optometría, podología, apoyo personal y estimulación de memoria.

Por otro lado, el Parlamento gallego tumbó, con los votos en contra del grupo mayoritario (PPdeG), una proposición de modificación legislativa a remitir a las Cortes del Estado presentada por el grupo mixto que pedía cambios en la ley para que un gobierno en funciones tuviese capacidad para garantizar el funcionamiento financiero de las comunidades en ámbitos como la actualización de las entregas a cuenta, la devolución de las mensualidades del IVA y los incentivos por cumplimiento de déficit.

La propuesta del mixto –defendida por su portavoz, Luís Villares,– fue rechazada al oponerse el PPdeG, que tildó de “innecesaria” e “incorrecta técnicamente” la iniciativa. Mixto y Común da Esquerda votaron a favor, mientras que PSdeG y BNG optaron por la abstención.

Además, los votos del PPdeG sirvieron para tumbar las tres mociones que los grupos de la oposición sometieron a debate. La primera, presentada por el grupo mixto, reclamaba a la Xunta un incremento de las partidas destinadas al gasto social; la segunda (de Grupo Común da Esquerda) solicitaba un aumento del número de socorristas para las zonas de baño de Galicia; y la tercera (PSdeG) pedía medidas para combatir el cambio climático y favorecer una transición energética justa.

Comentarios