jueves 19.09.2019

La Fundación Amancio Ortega financiará con 90 millones las siete nuevas residencias de mayores de la Xunta

Feijóo reivindica el valor del mecenazgo del ente, que hace su mayor donación a la Administración
Flora Pérez Marcote, vicepresidenta de la Fundación, y Feijóo, a su llegada | lavandeira jr
Flora Pérez Marcote, vicepresidenta de la Fundación, y Feijóo, a su llegada | lavandeira jr

La Fundación Amancio Ortega (FAO) financiará con 90 millones de euros la construcción y equipamiento de las siete nuevas residencias de mayores proyectadas por la Xunta en las ciudades gallegas y que, en total, sumarán 900 nuevas plazas para la red pública de Galicia. Además, los establecimientos permitirán crear más de 800 empleos directos.

Así quedó suscrito ayer con la firma de un convenio de colaboración en Santiago en un acto en el que participaron, entre otros, la vicepresidenta primera de la Fundación, Flora Pérez Marcote; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y la conselleira de Política Social, Fabiola García.

Tras la firma del convenio, Feijóo agradeció el mecenazgo de la Fundación, que permite “descargar a las arcas públicas de una importante inversión, cuya cuantía seguirá encuadrada en el ámbito social, pero podrá destinarse a otros fines”.

Así, destacó que actos de este tipo evidencian que “el servicio público” está en “todas las capas” de la sociedad gallega. De hecho, subrayó que, con esta “donación” se “desmiente a esa minoría que afirma que las empresas no invierten en el ámbito social para enrocarse en el falso mito de un sector privado inhumano”.

Colaboración
Lejos de ello, el presidente defendió que “la llave del futuro está en la colaboración leal entre el sector público y el sector privado”. El Ejecutivo autonómico remarca que este es el “mayor proyecto singular de la historia de la entidad” y fuentes de la Fundación confirmaron a Europa Press que es la mayor “donación” realizada a la Xunta en su historia.

Una donación formalizada, en palabras de Fabiola García, quien también recalcó la importancia del mecenazgo en la lucha, “a cambio de nada y a favor de todos los gallegos”.

La Xunta pondrá los terrenos a disposición de la entidad, que asumirá, con un presupuesto inicial estimado de 90 millones, los gastos de construcción y el equipamiento completo de los siete nuevos centros de atención integral a personas mayores. Finalizados, la llave de los centros se hará llegar a la Xunta, que sumará a su red 900 nuevas plazas residenciales.

De ellas, 150 funcionarán en Vigo y otras tantas en A Coruña; mientras las ciudades de Ourense, Lugo, Santiago, Pontevedra y Ferrol contarán con 120 en cada caso. Su funcionamiento diario permitirá la creación de más de 800 empleos directos en el sector de la atención a los mayores.

“Vocación altruista”
Feijóo elogió el compromiso social de la Fundación, que ya financió la construcción de seis escuelas infantiles públicas, dos centros intergeneracionales en Ourense y Arteixo, y la nueva sede de la Real Institución Benéfico-Social Padre Rubinos en A Coruña. En clave estatal, la Fundación también donó más de 300 millones para renovar equipos oncológicos, entre otras actuaciones.

La nueva colaboración entre la FAO y la Xunta, insistió Feijóo, supone “una muestra de la vocación altruista que late en el seno de la sociedad gallega, tanto en el sector público como en sus entidades privadas”.

El presidente apuntó que las siete futuras residencias ofrecerán una atención asistencial con vocación de excelencia, que las llevará a ser las mejores de Europa, en unos edificios diseñados por el estudio gallego Elsa Urquijo Arquitectos. “La atención a las personas mayores de Galicia da un paso más en la búsqueda de la excelencia y demuestra que está preparada para abordar los retos de la década de 2020”, subrayó.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación, José Arnau, agradeció en nombre de la institución la confianza depositada en ella, y resaltó la importancia de colaborar con el mayor esfuerzo posible para mejorar la calidad de vida de los mayores.

La conselleira de Política Social también ratificó que la Xunta mantendrá sus líneas de trabajo en defensa del impulso demográfico y de velar por mejorar la atención a los mayores. A modo de ejemplo, Fabiola García recordó que, en los últimos diez años la comunidad incrementó un 42 por ciento el número de plazas públicas para mayores, hasta llegar a las 8.000.

Comentarios