domingo 25/10/20

Fomento insiste en que la AP-9 se gestione con un “sistema compartido” con la Xunta

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, insistió ayer en que el compromiso del Gobierno con la Ejecutivo presidido por Alberto Núñez Feijóo es un “sistema de gestión compartido” entre ambas administraciones para la autopista AP-9.

Feijóo y De la Serna, en el centro, durante su visita a las instalaciones portuarias de Ferrol | Kiko Delgado (efe)
Feijóo y De la Serna, en el centro, durante su visita a las instalaciones portuarias de Ferrol | Kiko Delgado (efe)

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, insistió ayer en que el compromiso del Gobierno con la Ejecutivo presidido por Alberto Núñez Feijóo es un “sistema de gestión compartido” entre ambas administraciones para la autopista AP-9.


Estas declaraciones se producían después de que la mesa del Congreso de los Diputados volviese a asumir las reservas planteadas por Fomento y acordase que no procede la toma en consideración de la iniciativa gallega, que queda así bloqueada por segunda vez en el último año.


Ante los medios, ayer en Ferrol, el titular de del departamento estatal aseguró que su departamento está dando “sobradas muestras de dialogo y de trabajo conjunto con la Xunta, además de tomar decisiones que claramente favorecen la mejor gestión de la autopista AP-9”.


Buena muestra de ellos son “las dos reuniones” ya mantenidas entre responsables de los Gobiernos nacional y autonómico, indicó De la Serna durante el inicio de la construcción del acceso ferroviario al puerto exterior de Caneñilas al ser preguntado por esta infraestructura.


El ministro de Fomento también incidió en otros aspectos que afectan a esta vía. Así, destacó que su departamento está “pendiente de lo que es la puesta en marcha del puente de Rande”, “participa en reuniones con los alcaldes de la zona para explicarles las actuaciones en la zona de O Morrazo”, además de “asumir la parte correspondiente de la Xunta en cuanto a la bonificación de los peajes en algunos tramos”.

El AVE
En una comparecencia en la que estuvo acompañado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el titular de Fomento aprovechó su visita a Galicia para “volver a ratificar” el compromiso del Gobierno central “de cumplir escrupulosamente los plazos dados sobre la llegada del tren alta velocidad”.


Así, Íñigo de la Serna volvió a señalar que la finalización de las obras está prevista para el año 2019. “Tienen actualmente un ritmo importante tras haber logrado reactivar algunos de los tramos que estaban sin actividad, e incluso, vamos a hacer todos los esfuerzos para agilizarlos”, apuntó el titular de Fomento.


En su presencia en Ferrol, De la Serna destacó también que su departamento trabaja para poder “adjudicar muy pronto, en el mes de octubre de este mismo año”, el último tramo de la autopista A-54, que conectará las ciudades de Lugo y Santiago. En concreto, se trata del trayecto comprendido entre las localidades coruñesas de Arzúa y Melide.


Además, De la Serna destacó que se avanza en “los enlaces Santiago Norte y Santiago Sur, quedando pendiente la gran ampliación, cuya puesta en servicio está previsto realizar a finales de este año 2017”.

Reacción gallega
Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quiso valorar los compromisos adquiridos por el Gobierno central –a través de Fomento– con las “infraestructuras fundamentales para Galicia”.


En esta línea, el máximo mandatario autonómico destacó la confirmación por parte del Ministerio de Fomento de la adjudicación el próximo mes del último tramo de la autovía entre Santiago y Lugo que, según comentó Feijóo, junto con la conexión entre Ourense y la capital lucense –también en ejecución– permitirá “alcanzar el objetivo de que todas las ciudades gallegas estén unidas entre sí por vías de alta capacidad”.


Además, el titular de la Xunta también se refirió al objetivo anunciado y reafirmado por Íñigo de la Serna de finalizar el tren de alta velocidad a finales de 2019, conforme al calendario, así como al compromiso del Gobierno central de que las ciudades de Ferrol y Lugo no queden descogalgadas de la alta velocidad.

Comentarios