miércoles 16.10.2019

Feijóo reivindica que su gestión no incluye “amenazas nacionalistas”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoó, reivindicó ayer su labor al frente de la gestión de la comunidad gallega, que se produce “sin amenazas nacionalistas” al Gobierno central y de una forma responsable.

feijóo participó ayer en madrid en un curso de verano de la asociación de periodistas parlamentarios
feijóo participó ayer en madrid en un curso de verano de la asociación de periodistas parlamentarios

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoó, reivindicó ayer su labor al frente de la gestión de la comunidad gallega, que se produce “sin amenazas nacionalistas” al Gobierno central y de una forma responsable.

Feijoó se expresó en estos términos durante su intervención en el curso “El Estado en tiempos de crisis” que la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) organiza en el marco de las distintas conferencias de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dice que se “enoja” cuando se generaliza sobre las autonomías y se las responsabiliza del elevado déficit

En su opinión, la autonomía “es un compromiso” que debe cumplirse mediante una gestión “eficiente”, algo que su Ejecutivo ha conseguido, según afirmó su presidente, “sin amenazas nacionalistas” al Gobierno central.

Durante su exposición inicial aseguró que siente “enojo” cuando se generaliza sobre las comunidades y se les achaca la responsabilidad en el incumplimiento del déficit público o que realizan “dispendios incompatibles” con la actual crisis económica.

Para el presidente autonómico, Galicia es el ejemplo de que esta situación solo afecta a algunos territorios, ya que no acudió al “rescate” que supuso el plan de pago a proveedores ni ha cerrado plantas de hospitales o disminuido prestaciones sociales.

Aseguró que “Galicia está logrando que, en plena crisis, el Estado del bienestar sea más completo que en tiempos de bonanza”, con más educación pública, “con más ordenadores y más idiomas”; con más sanidad pública, “gracias al impulso de siete grandes infraestructuras” y a la reducción a la mitad de las listas de espera de pacientes graves; y con más servicios sociales públicos, “al crear en lo que va de legislatura más de 5.500 nuevas plazas públicas de guarderías, residencias y centros de día”.

confianza en Galicia

“Las agencias de calificación sitúan a Galicia en el más alto escalón de confianza”, remarcó el titular de la Xunta, quien aseveró que esto supone el premio a una comunidad que “está dentro de los niveles de contención” del gasto público.

Al tener un menor déficit público, aclaró Feijóo, su Gobierno se ha “venido beneficiando de que los ajustes”, que cuando no son obligatorios se cumplen en la autonomía “en el menor escalón posible”, como sucediera en el caso de las tasas universitarias. Así, en Galicia las primeras matrículas no suben ni siquiera la inflación.

En base a estos datos, Feijóo descartó que la solución para equilibrar las cuentas del Gobierno pase por suprimir el Estado de las autonomías, ya que en ellas residen “más soluciones que problemas”, y en cualquier caso no se daría respuesta a otro factor: los nacionalismos.

Falta sosiego

Mediante una metáfora, el mandatario gallego explicó que el actual modelo es como una travesía “a la que falta sosiego” y de la que “algunos pasajeros” utilizan “permanentemente la amenaza de marcharse” ante la situación constante de provisionalidad y “tránsito” que incorpora.

A su juicio, la cuestión no reside en escoger entre la centralización o la independencia, sino en mejorar “la cultura de cooperación entre fuerzas políticas”.

Feijóo se basó en la experiencia gallega para afirmar que “a España de las autonomías es viable, fiable y necesaria”, y señaló que “la autonomía transformó Galicia”, produciendo “una revolución pacífica, en la que los gallegos despliegan energías dormidas en todas las órdenes”.

Afirmó, además, que “la cuestión no está en el modelo –de las autonomías–, sino en otros factores ajenos, como la cultura de cooperación entre las fuerzas políticas”. n

Comentarios