Martes 20.11.2018

Feijóo inaugura un nuevo tramo de 9 kilómetros del corredor Lugo-Monforte

El presidente en funciones de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, viajó esta mañana hasta el municipio lucense de O Incio, acompañado por el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, para asistir a la puesta en servicio de un nuevo tramo de la Vía de Altas Prestaciones entre Lugo y Monforte de Lemos, que costó más de 51 millones de euros.
Fotografía de archivo del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en la inauguración del viaducto en la LU-722, en el tramo A Ribeira-Navia. EFE
Fotografía de archivo del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en la inauguración del viaducto en la LU-722, en el tramo A Ribeira-Navia. EFE

El presidente en funciones de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, viajó esta mañana hasta el municipio lucense de O Incio, acompañado por el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, para asistir a la puesta en servicio de un nuevo tramo de la Vía de Altas Prestaciones entre Lugo y Monforte de Lemos, que costó más de 51 millones de euros.

El presidente y el conselleiro fueron acompañados por una nutrida representación de alcaldes y políticos de la zona, así como por el subdelegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo; la vicepresidenta de la Diputación Provincial, Lara Méndez; y el portavoz del PP en el Senado y presidente de los populares lucenses, José Manuel Barreiro, entre otros.

El tramo que hoy entró en servicio tiene una longitud total de nueve kilómetros, aunque sólo quedarán abiertos al tráfico siete de ellos, hasta que el corredor tenga continuidad y se ejecute la siguiente parte del trazado, que partirá de la localidad de Noceda.

El presupuesto total del trayecto que hoy entró en servicio ascendió a 51,12 millones de euros, de los que 42,7 se corresponden con la ejecución de las obras, con un coste medio por kilómetro de 4,7 millones de euros, un precio "bastante elevado", según informó la Xunta, como consecuencia de la "orografía compleja" de la zona.

Los nueve kilómetros del nuevo tramo que hoy entró en servicio se suman a los 26 que habían sido abiertos al tráfico previamente, entre Lugo y Sarria, de forma que ya se puede circular por 34 kilómetros de la Vía de Altas Prestaciones que conectará, una vez completado el trazado, la capital lucense con Monforte de Lemos.

Feijóo afirmó que la ejecución del corredor entre Lugo y Monforte de Lemos, cuya inversión total llegará a las 250 millones de euros, supone construir una carretera con unas "características muy modernas" en una "ruta muy antigua", por lo que dijo que la puesta en servicio de este nuevo tramo significa abrir "siete kilómetros de futuro".

El presidente de la Xunta recordó que la entrada en servicio de este tramo del corredor "aporta calidad" y "seguridad viaria", porque supondrá que pasen por las travesías urbanas de la antigua carretera un millón y medio de coches menos al año, pero también permitirá "ahorrar combustible", dado que el trazado por la vía de alta capacidad es un 10% inferior.

Durante su intervención, afirmó que mientras otras comunidades autónomas tienen problemas de solvencia, Galicia sigue inaugurando "obra nueva", lo que representa "un éxito colectivo de los gallegos".

De hecho, recordó que en la legislatura que acaba de terminar, la Xunta de Galicia ha puesto en servicio "100 kilómetros de vías de alta capacidad" que ya pertenecen "al patrimonio" de la Comunidad Autónoma, porque el gobierno gallego sigue "intentando, a pesar de las dificultades, completar el mapa de altas prestaciones".

Por su parte, Agustín Hernández dijo que "estamos ante una gran obra", ejecutada "en un momento de extraordinaria dificultad", y recordó que la construcción de este corredor es fruto del Plan Galicia y del "rigor, la solvencia" y la capacidad para "priorizar" del gobierno gallego.

Asimismo, afirmó que "el reto para los próximos años" será "priorizar y terminar lo que ya está en marcha".

Comentarios