viernes 25/9/20

Feijóo defiende la reforma electoral en una intervención que acaba en cruce de insultos

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer en el Parlamento de Galicia la legitimidad de la reforma de las normas electorales en España y la comunidad, para la elección directa de alcaldes y para reducir el número de diputados, respectivamente.

Alberto Núñez Feijóo inerviene durante el Pleno de ayer	efe
Alberto Núñez Feijóo inerviene durante el Pleno de ayer efe

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer en el Parlamento de Galicia la legitimidad de la reforma de las normas electorales en España y la comunidad, para la elección directa de alcaldes y para reducir el número de diputados, respectivamente.
La intervención dio pie a una sesión bronca que terminó en un cruce de insultos. Esto obligó a  la presidenta de la Cámara a retirar una alusión de Núñez Feijóo al BNG como “tontos útiles” del PSOE, como solicitó el portavoz nacionalista, quien dijo que, en caso contrario, consideraría a Núñez Feijóo un “gilipollas”, una frase que también fue suprimida del acta de la sesión.

el partido único
El socialista Méndez Romeu acusó al PP de “tener nostalgia del partido único” y coincidió con Francisco Jorquera en recordar a Núñez Feijóo que, cuando estaba en la oposición, defendió que la modificación de la norma electoral debe hacerse por mayoría de dos tercios, cuando ahora pretende llevarlas a cabo “unilateralmente”, en palabras del nacionalista, “cuando quedan cinco minutos para acabar el partido”.
En el caso de la elección de alcaldes, el jefe del Gobierno gallego resaltó que se trata de una previsión constitucional y que estaba en los programas de los partidos desde hace 35 años.
En opinión del presidente de la Xunta, existe consenso para esta modificación entre los grandes partidos y programas, pero lamentó que donde no hay consenso es “dentro del PSOE”.
Para Núñez Feijóo, peor que cambiar las normas a cinco minutos del final del partido es cambiar su resultado cuando el partido ya concluyó, en referencia a los pactos postelectorales que impidieron que su partido, siendo el más votado, no pueda gobernar en numerosos municipios, de los que citó, entre otros, el de Vigo, donde lleva ocho años a falta de un concejal para acceder al Gobierno.
En este caso, consideró que el Bloque está actuando como “tonto útil del PSOE”, una alusión que Jorquera pidió a la presidenta de la Cámara que retirase, porque, en caso contrario, él se referirá a Núñez Feijóo como “gilipollas”. Rojo suprimió ambas alusiones del acta de la sesión.

presidencialismo
Jorquera dijo que el PP intenta cambiar hacia un sistema presidencialista, que, para el diputado, es “incompatible con una monarquía parlamentaria”, por lo que pidió que no se “engañe” a la ciudadanía, porque lo que intenta el PP no es la elección directa de los alcaldes, sino imponer un sistema mayoritario, en detrimento del proporcional.
Es también objetivo de esta reforma, en opinión del portavoz nacionalista, “blindar al PP en el poder” y un “pucherazo legal para retener una mayoría que tiene perdida en la sociedad”.
Concluyó que los principios de Núñez Feijóo se asemejan a los de Groucho Marx cuando dijo: “Tengo unos principios y, si no le gustan, tengo otros”.
En cuanto a la reducción de diputados, el presidente de la Xunta subrayó que no se trata de una reforma sustancial de la norma electoral, ya que se mantienen las proporciones territorial y poblacional y no cambiaría el resultado en ninguna de las consultas realizadas desde que se constituyó la comunidad.

reducción de diputados
También enmarcó esta reducción de parlamentarios en el contexto de reducción de Consellerías, de 14 a 8; los altos cargos, en un 50%; o los delegados territoriales, de 54 a 5.
El socialista Méndez Romeu resaltó los “incumplimientos” de Núñez Feijóo y la ausencia de acuerdo en asuntos como la renovación del Consello de Contas, el Valedor do Pobo o el desarrollo de la modificación de la CRTVG, sobre la que hubo un acuerdo parlamentario y lleva tres años “bloqueada”.
También trajo al debate la financiación “ilícita” de la sede pontevedresa del PP, de donde proceden como diputados el presidente de la Xunta, la del Parlamento o el vicepresidente del Ejecutivo, así como otros altos representantes del partido, o las “amistades peligrosas” de Núñez Feijóo y el incumplimiento de la entrega de las facturas de Sanidade cuando el presidente fue fotografiado con el narcotraficante Marcial Dorado. n

Comentarios