miércoles 2/12/20

Feijóo afirma que pedirá al Gobierno intervenir Alcoa si cierra de “mala fe”

El mandatario autonómico ha dicho que la multinacional está “en plazo de rectificar” y vender
Los trabajadores de la planta de San Cibrao iniciaron el domingo una huelga indefinida | EFE
Los trabajadores de la planta de San Cibrao iniciaron el domingo una huelga indefinida | EFE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, remarcó su compromiso con los trabajadores de Alcoa, en A Mariña de Lugo, y aseguró que si “se acredita la mala fe” de la multinacional para no vender la fábrica con el fin de “eliminar un competidor”, “entonces el Gobierno tendrá una petición formal para intervenir la compañía”.

Con rotundidad, Feijóo manifestó en el pleno del Parlamento, en una sesión de control en la que la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, exigió conocer si el Gobierno gallego “trabaja ya” en la “intervención” de la fábrica de aluminio, una reclamación que los nacionalistas llevan meses realizando y que ahora urgen.

Durante un debate tenso entre reivindicaciones de ambos lados de las bancadas sobre quién apoyó con más intensidad las demandas de los trabajadores de Alcoa y sus auxiliares, Feijóo subrayó que desde el mes de julio, pasadas las elecciones autonómicas, Xunta y Gobierno están trabajando “juntos” y en colaboración.

El mandatario autonómico dijo que Alcoa está “en plazo de rectificar” y vender la fábrica, o bien de forma directa a Liberty House o bien a la SEPI, para que luego la empresa pública se la revenda. En este sentido, indicó que hasta agotar estas vías, la fábrica no se puede intervenir, por lo que esta acción, que solicitará la Xunta –aseveró–, es el tercer paso del procedimiento.

Además, Feijóo incidió en que, por el momento, Xunta y Gobierno central van de la mano, algo que ocurre, insistió, desde las elecciones de julio. Así, apuntó a  que si no fuese así en algún momento, él mismo lo diría.

Es más, el mandatario autonómico aseguró que “no le duelen prendas en reconocer” que el Gobierno está en la misma postura que la Xunta, “de la misma manera que estábamos solos”, añadió, en referencia a antes de las elecciones y a promesas “en mítines” electorales sobre que se aprobaría de “forma inmediata” el estatuto, “mintiéndole descaradamente” a los trabajadores.

Feijóo, insistió en que hay que agotar las vías previas a la intervención, porque son las garantías de “un estado de derecho”. 

“Para usted, el estado de derecho es solo una canción”, le espetó el presidente a Ana Pontón, antes de aseverar que “no se puede intervenir mientras no se acredita que se hicieron todos los procedimientos”.

Comentarios