jueves 22/10/20

Fallecen tres marineros al volcar un pesquero de Marín en Asturias

Tres marineros portugueses fallecieron ayer y otros dos de la misma nacionalidad siguen desaparecidos tras el naufragio del buque “Mar Nosso”, que zozobró por razones desconocidas al mediodía a 20 millas al norte de la ría de Navia.

El “Mar Nosso”, de 32 metros de eslora y 183 toneladas, fue construido hace 40 años; a la derecha, traslado de una de las víctimas mortales del naufragio Alberto Morante

Tres marineros portugueses fallecieron ayer y otros dos de la misma nacionalidad siguen desaparecidos tras el naufragio del buque “Mar Nosso”, que zozobró por razones desconocidas al mediodía a 20 millas al norte de la ría de Navia.
La tripulación del arrastrero, de 32 metros de eslora y 183 toneladas, estaba formada por doce marineros –cinco gallegos (todos ellos rescatados con vida) y siete portugueses–, de los que cuatro se encuentran ingresados en Gijón, tres fallecieron y dos siguen desaparecidos.
El barco, construido hace 40 años, con bandera portuguesa y armador de Marín faenaba en la costera de la caballa y había salido horas antes del puerto de Avilés en una jornada de mar en calma en la que su señal desapareció repentinamente del radar del “Mar da Galega”, que faenaba en las inmediaciones del lugar del naufragio.
Tras avisar a Salvamento Marítimo, dicho buque acudió a la zona y comprobó que el “Mar Nosso” se encontraba quilla al sol y logró rescatar a siete tripulantes de los que cuatro fueron evacuados a Gijón en helicóptero y permanecen ingresados con hipotermia severa aunque su evolución es positiva.
Otro de los pesqueros que acudió al lugar del siniestro, el “Kika”, recuperó del mar los cadáveres de dos fallecidos mientras que el tercero no pudo ser localizado y rescatado hasta pasada la media tarde por el buque de Salvamento Marítimo “Alonso de Chaves”.

dispositivo
En el dispositivo de rescate en torno al pecio, que se hundió varias horas después del naufragio, trabajaron también la embarcación “Salvamar Capella” y el helicóptero Pesca 2 de la Xunta, que fue el encargado de trasladar a Celeiro a los tres marineros que resultaron ilesos.
Se trata de los gallegos José Martínez Calo (contramaestre de Marín de 53 años), Francisco Pereira Iglesias (jefe de máquinas, de Bueu, de 51 años) y del portugués Bernardino Augusto Korabicho de 48 años de edad, de Povoa do Varzim.
El otro desaparecido de nacionalidad portuguesa es residente en Vila do Conde.
A los dos hospitales de Gijón donde permanecen ingresados los cuatro pescadores afectados por hipotermia como consecuencia del tiempo que pasaron en el agua se desplazó el consejero de Sanidad del Gobierno asturiano, Faustino Blanco, que confirmó la evolución favorable de los heridos en le naufragio.
Todos ellos permanecerán internados para ser sometidos hoy a una nueva revisión antes de decidir si reciben el alta y, según el consejero, el más afectado psicológicamente por el siniestro es el patrón del barco “que poco a poco va entendiendo lo que pasó y que está muy preocupado por el resto de la plantilla”.
Sobre las 11 de la mañana el armador del “Mar Nosso” habló con el barco y el patrón le dijo que estaba faenando normalmente. Llevaba unas cien cajas de xarda y contaba con hacer un lance más hasta cubrir el cupo, levantar y volver a casa porque ayer era el último día de la costera de la xarda.
Los cinco buques participaron durante horas en los rastreos en la zona buscando a los desaparecidos. El Centro de Salvamento Marítimo ubicado en Gijón coordinó la búsqueda. n

Comentarios