sábado 16/1/21

Fallece una pareja en Santiago en un “suicidio pactado” por problemas económicos

La conmoción sobrecogió ayer a  los vecinos de Santiago, cuando las primeras informaciones daban cuenta del suicidio de una pareja de mediada edad que, según las primeras indagaciones, decidió acabar con sus vidas al verse asediados por los problemas económicos.

dos trabajadores de los servicios funerarios retiran los cadáveres de las dos víctimas	efe
dos trabajadores de los servicios funerarios retiran los cadáveres de las dos víctimas efe

La conmoción sobrecogió ayer a  los vecinos de Santiago, cuando las primeras informaciones daban cuenta del suicidio de una pareja de mediada edad que, según las primeras indagaciones, decidió acabar con sus vidas al verse asediados por los problemas económicos.

Las víctimas son Ángel González Fuentes, de 50 años de edad, y Santanova Romero, de 36 años. Ambos vivían juntos en el tranquilo barrio santiagués de Fontiñas desde hacía tan solo unos meses.

Nada hacía presagiar el trágico final que presuntamente planeaba la pareja, pero finalmente ayer los equipos de emergencias encontraban sus cuerpos sin vida en su vivienda situada en la calle Lisboa de la capital gallega.

Con un disparo en la boca y otro en la cabeza, ambos acabaron con sus vidas. Él recibió el impacto en la boca y ella, en la cabeza. Se desconoce más pormenores de este extraño suceso, pero todo parece indicar que se trata de un “suicidio concertado” entre ambos.

Una carta manuscrita

Agentes de la Policía Nacional desplazados al lugar de los hechos señalaron que los primeros indicios, incluidos los elementos encontrados en la citada vivienda del barrio de Fontiñas, apuntaban a que se trataba de un “suicidio concertado” de la pareja, ya que entre otras cosas se habría hallado en el lugar una carta manuscrita por la pareja en la que podría dar cuenta de sus intenciones, confirmando así la premeditación del suceso.

Según informó “El Correo Gallego”, las alarmas saltaban ayer en este barrio compostelano minutos antes de 15.00 horas cuando se desplazaron hasta la calle Lisboa, en concreto un edificio que pertenece a Área Central, varios coches de la Policía Nacional. Poco después, se trasladó hasta el lugar una ambulancia del 061. “Subieron varios sanitarios pero a los veinte minutos bajaron sin nadie en la camilla, por lo que deducimos que se trataba de algo muy grave, como un asesinato”, comentaron a “El Correo” dos vecinas.

Sobre las 17.00 horas llegaron hasta el lugar dos amigos de los fallecidos que, ante la cantidad de periodistas que se encontraba en el lugar y sorprendidos por las dimensiones que estaba tomando el suceso, se apresuraron a decir que no iban a comentar nada. En el portal, que tiene al lado un parque infantil, se encontraron con otra persona, indicó el mencionado periódico. Tras un abrazo y caras de sorpresa y consternación subieron a la vivienda de la pareja, que era muy conocida en el barrio.

Tan solo unos momentos después llegó el coche de la funeraria y se procedió a bajar los cadáveres, para su traslado al anatómico forense.

Varias hipótesis

En un principio se habló de un caso de un posible caso de violencia de género como principal hipótesis de la muerte de esta pareja de hecho. Sin embargo, a medida que avanzaba la jornada se conocían más datos, y a falta de la confirmación de los hechos por parte de la Policía Nacional, se calificó el caso como un suicidio “pactado”. Mientras algunas fuentes próximas al caso apuntaban hacia problemas económicos, otros señalaban su extrañeza por las mismas.

Y es que Ángel González era el propietario de AppInformática, un negocio ubicado en Área Central de Santiago, que sí reconocía problemas económicos pero no de tal magnitud.

Él junto a Santanova Romero conformaba una pareja muy conocida en la zona, no en vano habían vivido en varios inmuebles, aunque en su piso actual llevaban solo cuatro meses.

Comentarios