domingo 29/11/20

Facenda considera que Galicia “no salió peor parada” de la fusión de las cajas

La Xunta cree que las alternativas habrían supuesto una “pérdida de control” del sistema financiero
David Cabañó, director de Política Financeira, ofrece una rueda de prensa | AEC
David Cabañó, director de Política Financeira, ofrece una rueda de prensa | AEC

La Consellería de Facenda considera que Galicia “no salió peor parada” que otras autonomías tras la fusión de las extintas cajas de ahorro viendo la evolución del sistema financiero en España y sostiene que hay que “felicitarse” porque la sede fiscal del banco que existe actualmente tras esa operación siga en Galicia.

El director xeral de Política Financeira, Tesouro e Fondos Europeos, David Cabañó, aseguró en respuesta a una pregunta del PSdeG en la Comisión de Economía del Parlamento, el banco que ha surgido tras esa fusión, en referencia a Abanca, aunque es privado mantiene su sede fiscal operativa en Galicia y “da empleo a unas 4.000 o 5.000 familias”.

La mayor parte de ellas son gallegas y “por lo tanto tenemos que felicitarnos de ello”, concluyó.

A su juicio, todas las alternativas que se plantearon en su momento a la fusión de Caixa Galicia y Caixanova “supondrían la pérdida de cualquier tipo de liderazgo, de control, sobre el sistema financiero gallego”.

Ha asegurado que la fusión de las cajas de ahorro gallegas “vino motivada por la mala o muy mala situación” de estas dos entidades, y no por el informe realizado por la consultora KPMG sobre esta operación, un documento que el PSdeG ha vuelto a pedir que se entregue a los grupos parlamentarios.

Sin conclusiones

Cabañó insistió durante su intervención en que este documento se encuentra en el Parlamento desde 2013, cuando la Xunta entregó 34 cajas de documentación para la Comisión de investigación sobre la fusión de las cajas, un órgano que se reactivó en 2016 pero quedó sin conclusiones y ahora volvió a retomarse en la Cámara gallega.

El diputado del PSdeG Juan Carlos Francisco advirtió de que su partido va a reclamar en esta comisión que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, asuma las responsabilidades políticas que le corresponden por “apadrinar” una fusión que fue “un tremendo fracaso con un coste económico importantísimo”.

Para Francisco es necesario que la Xunta explique por qué fue vendida Novagalicia Banco de manera tan rápida, en lugar de defender su galleguidad y su posible nacionalización, lo que supuso la pérdida de las entidades financieras gallegas, 9.000 millones de euros y 3.700 empleos.

Y además de reclamar el informe de KPMG, que asegura que no avalaba la fusión y que fue utilizado por la Xunta como coartada, ha pedido el informe previo de la Consellería de Facenda y las actas de las reuniones del Consello de la Xunta en las que se aprobó la operación en 2010.

El director xeral ha defendido que el informe de KPMG “avalaba la viabilidad de la fusión de las cajas”, pero también lo hacían otros del Banco de España o de la propia Comisión Europea y todos ellos fueron aporta.l

Comentarios