viernes 4/12/20

La extracción de datos de la memoria del teléfono de Diana Quer podría lograrse en menos de una semana

Los investigadores sobre el complejo caso de la desaparición en A Pobra de Diana Quer están convencidos de que van a poder recuperar la información almacenada en la memoria flash o interna del iPhone 6, propiedad de la joven madrileña

Una zona a inspeccionar es el entorno del muelle de Pedra de Sar        CHECHU RÍO
Una zona a inspeccionar es el entorno del muelle de Pedra de Sar CHECHU RÍO

Los investigadores sobre el complejo caso de la desaparición en A Pobra de Diana Quer están convencidos de que van a poder recuperar la información almacenada en la memoria flash o interna del iPhone 6, propiedad de la joven madrileña, pese a que exteriormente se encontraba muy deteriorados y estuvo largo tiempo expuesto al agua salada y fangos. Ese extremo ya se avanzó hace unos días por este periódico en el sentido de que el dispositivo hallado por un mariscador bajo el viaducto de la Autovía do Barbanza, cerca del litoral de Cespón, ofrecerá datos sobre los últimos movimientos de la adolescente. Tras las fases de secado y desalinización a las que se somete el terminal, se lleva a cabo la extracción de la unidad, para proceder a descifrar sus contenidos, en lo que se prevé que se invierta menos de una semana.
En el proceso de descifrado se hace necesario superar la lectura de huellas dactilares o bien disponer de las claves de acceso, que si no los tienen aún en su poder los integrantes del equipo de criminalística de la Guardia Civil deberán contratar esa labor a una empresa especializada en informática forense para obtener los datos cifrados con una codificación específica, tras su reconstrucción y recuperación. Se podrán obtener datos importantes como las localizaciones GPS del terminal, con el trayecto que recorrió y los tiempos, entre otros.
En relación a la tarjeta SIM cabe señalar que ofrece una escasa información que almacena, pues tan sólo sirve para la identificación de la línea de la operadora y los nombre y números de teléfono de una relación limitada de contactos. Pero lo que no le sirve para nada a la investigación es la memoria RAM pues, según expertos, es volátil y tan sólo sirve para saber y mostrar lo que está activo en un momento, pues desaparece al apagarse el teléfono.
Respecto a los últimos avances en las líneas de investigación referidas a una posible desaparición contra su voluntad, parece que se han producido avances relacionados con feriantes o personas que pudieran trabajar en ese sector de manera eventual, que vuelven a estar en el punto de mira de la Guardia Civil. Parece ser que esos efectivos de la fuerzas de seguridad del Estado han tenido acceso en las últimas fechas a informaciones que apuntan a progresos en esa línea. Cabe recordar que, tal y como ya publicó Diario de Arousa, Diana Quer le envió a un compañero de clase en Madrid un mensaje a las 2.40 horas del pasado 22 de agosto en el que le manifestaba “me estoy acojonando”, lo que generó curiosidad en su interlocutor, que le preguntó por lo que le había dicho, pues un individuo la estaba llamando, y un par de minutos después le respondió que le decía “morena ven aquí”, pero a la pregunta siguiente sobre cuál fue su réplica, la joven madrileña ya no llegó a leer ese mensaje pese a haber confirmación de que lo había recibido.

Comentarios