jueves 02.04.2020

El empleado de banca que se llevó 5,6 millones de euros de clientes acepta seis años de cárcel

Jesús Arturo Martínez Iglesias, exsubdirector de la oficina principal de la entonces Novacaixagalicia en Santiago (ahora Abanca), aceptó ayer seis años de prisión

Martínez Iglesias atiende durante su juicio	ep
Martínez Iglesias atiende durante su juicio ep

Jesús Arturo Martínez Iglesias, exsubdirector de la oficina principal de la entonces Novacaixagalicia en Santiago (ahora Abanca), aceptó ayer seis años de prisión por apropiarse indebidamente de 5,6 millones de euros de cuentas de sus clientes entre 2005 y 2011.
De este modo, con un reconocimiento de los hechos y una suerte de “dación en pago”, tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares –ejercidas, entre otros, por la Xunta y la USC–, aceptaron rebajar sus peticiones iniciales de nueve y diez años de cárcel, respectivamente.
En concreto, este trabajador jubilado detrajo unos 600.000 euros de doce clientes que buscaban depósitos de alta rentabilidad, sumados a cerca de 300.000 euros de la Universidad de Santiago de Compostela y 4,3 millones de euros de la Xunta.
Por un delito continuado de apropiación indebida, en concurso con otro continuado de falsedad en documento mercantil, Jesús Arturo Martínez aceptó una pena de cárcel de seis años y una multa que no llega a 2.000 euros en la que era la primera jornada del juicio contra él, en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago.

¿DÓNDE ESTÁ EL DINERO?
En cuanto a los fondos detraídos, su abogado, Mariano Sierra, explicó que en su mayoría se destinaron a una empresa que poseía su cliente, de fabricación de muebles de cocina, y que acabó cerrando por la crisis inmobiliaria.
La prueba de que no tiene esas cantidades es que él está destinado por el turno de oficio. “Quiere decir que no se le encontraron bienes a su nombre ni patrimonio alguno”, indicó, antes de subrayar: “Rastro del dinero no hay ninguno”.

Comentarios