viernes 15/1/21

El regidor ourensano será el único de las ciudades gallegas que deberá bajarse el sueldo

El alcalde de Ourense, el socialista Agustín Fernández, se encuentra entre los catorce alcaldes de capital de provincia cobran actualmente más de los 67.055 euros que percibe un secretario de Estado

 el alcalde de ourense, agustín fernández, en una entrevista	efe
el alcalde de ourense, agustín fernández, en una entrevista efe

El alcalde de Ourense, el socialista Agustín Fernández, se encuentra entre los catorce alcaldes de capital de provincia cobran actualmente más de los 67.055 euros que percibe un secretario de Estado, con lo que deberían rebajarse el sueldo en el caso de que se materialice el principio de acuerdo alcanzado por el PP y el PSOE para limitar los ingresos de los regidores.

El regidor ourensano es el único de las siete grandes ciudades gallegas que sobrepasan el máximo acordado.

De hecho en Galicia, teniendo en cuenta las siete principales ciudades, el alcalde con un salario más alto es el de Ourense, que cobra 67.822 euros al año, y el más bajo el de Ferrol, el dirigente popular José Manuel Rey Varela –quien también es el presidente de la Fegamp– con 44.234 euros.

En cuanto al resto de los seis grandes regidores, el santiagués, el popular Ángel Currás con tiene un sueldo anual de 65.988, lo que le coloca como el segundo mejor pagado por detrás de Fernández. Le sigue el primer edil herculino, el también popular Carlos Negreira, cuya asignación se sitúa en un total de 5.220 euros.

el ránking autonómico

En la cuarta posición está el regidor lucense, Xosé López Orozco, del PSdeG, y con un sueldo anual de 64.260 euros. Le sigue muy de cerca el único alcalde nacionalista de este ránking, Miguel Anxo Fernández Lores, quien recibe 63.831 euros como primer edil de Pontevedra. En cuanto a la asignación de Abel Caballero, regidor socialista de la ciudad olívica, está en torno a los 60.000 euros.

Al no superar ninguno de ellos los 67.055 euros de máximo que establecerá el pacto entre populares y socialistas, no deberán reducir su salario, no así el caso de Ourense, donde de prosperar el mencionado acuerdo su regidor deberá bajarse el sueldo unos 800 euros al año.

Y es que el Gobierno pretende establecer la nómina de los alcaldes en relación con la población de su municipio, que en ningún caso podrá superar el sueldo de un secretario de Estado, cantidad que actualmente rebasan los responsables municipales de Barcelona, Madrid, Bilbao, Zaragoza, Valladolid, Valencia, San Sebastián, Vitoria, Málaga, Castellón, Burgos, Santa Cruz de Tenerife, Huelva y Ourense.

El Gobierno negocia con los partidos y con la FEMP una regulación de los salarios de los alcaldes que iría en paralelo con la reforma de la Administración Local y que limitaría las nóminas tomando como baremo la población del municipio, con el sueldo tope de un secretario de Estado.

No obstante, el presidente de la FEMP, Íñigo de la Serna, aseguró que “puede parecer que se cobran sueldos disparatados cuando no es así” y reivindicó que “la inmensa mayoría no cobra, mientras que los que lo hacen es de una forma ajustada a sus responsabilidades”.

Comentarios