viernes 4/12/20

El juez decreta libertad provisional para Remedios Nieto, la mujer del electricista que confesó el delito

El juez instructor de la causa abierta por el robo del códice Calixtino dictó ayer por la mañana el auto de libertad provisional para Remedios Nieto Mayo, la esposa de Manuel Fernández Castiñeiras, el autor confeso de la sustracción de este manuscrito del siglo XII.

 El juez instructor de la causa abierta por el robo del códice Calixtino dictó ayer por la mañana el auto de libertad provisional para Remedios Nieto Mayo, la esposa de Manuel Fernández Castiñeiras, el autor confeso de la sustracción de este manuscrito del siglo XII.

Nieto Mayo está imputada por blanqueo de capitales y un presunto delito contra la intimidad de las personas, al hallarse en el domicilio familiar, en Milladoiro, correspondencia de miembros del cabildo catedralicio y de los vecinos de este edificio.

El lunes el magistrado dejó también en libertad provisional al hijo del matrimonio, Jesús Fernández Nieto, imputado por blanqueo de capitales.

El propio Vázquez Taín aseveró en una entrevista que “Remedios y Jesús llevarán la etiqueta social de Manolo el electricista, de ser la familia de Manolo el electricista. Es una circunstancia de la que ellos, su mujer e hijo, deben ser muy conscientes y han de tener presente”.

El juez confesó que cuando preparaba el operativo para las detenciones, él mismo llegó a pensar: “Si no son ellos, la presión mediática les va a desgraciar la vida el resto de su vida”.

En este momento, solo permanece en el penal coruñés de Teixeiro el principal imputado, Manuel Fernández Castiñeiras, exempleado de la catedral.

El juez se mostró convencido de que Remedios y Jesús no sabían nada del robo del manuscrito. “Para ellos fue desagradable la confesión, pudo ser teatro incluso, pero dieron muestras de desagrado cuando vieron que Manuel era el autor”, dijo n

Comentarios