jueves 28.05.2020

El invierno se resiste y cubre la primavera gallega de nieve, lluvia y temperaturas bajo cero

A poco más de un mes para que entre el verano, el invierno continúa conviviendo con la primavera, que está dejando en el conjunto de Galicia nieve, frío e intensas precipitaciones.

un grupo de peregrinos hace cola para entrar en un albergue de o cebreiro efe/eliseo trigo
un grupo de peregrinos hace cola para entrar en un albergue de o cebreiro efe/eliseo trigo

A poco más de un mes para que entre el verano, el invierno continúa conviviendo con la primavera, que está dejando en el conjunto de Galicia nieve, frío e intensas precipitaciones.
En la jornada de ayer, la nieve cubrió de blanco las montañas de Lugo y Ourense, lo que obligó a volver a salir a las carreteras las máquinas quitanieves para despejar la calzada.
Mientras en las localidades costeras la lluvia y el frío fueron los protagonistas por la mañana, en las zonas montañosas los termómetros marcaron temperaturas bajo cero, como el caso de Manzaneda, donde el mercurio bajó hasta tres grados negativos.
Os Ancares, A Fonsagrada, O Courel y Pedrafita fueron las zonas más afectadas en la provincia de Lugo, donde la capa de nieve fue superior a la de enero.
En O Cebreiro y Pedrafita la nieve sorprendió a los peregrinos que realizaban el camino de Santiago, aunque no fue sorpresa para los vecinos, que consideraron “normal” este tipo de nevadas en esta época del año, aunque alguno dijese que no era “lo habitual”.

ourense
La nieve caída entre desde el viernes por encima de los 1.200 metros de altitud fue bastante, de hecho las máquinas quitanieves tuvieron que trabajar desde primera hora de la mañana para despejar los accesos a la estación de montaña de Cabeza de Manzaneda. Metros más abajo, la nieve no se mantuvo según avanzaban las horas, pero aún así el “frío fue muy intenso”.
El pasado viernes una fuerte granizada que cayó en Lugo durante la tarde provocó varios accidentes en la A-6 a su paso por la localidad.
En concreto, cerca de las cuatro de la tarde del viernes se registraron precipitaciones intensas en forma de granizo que, al acumularse en la carretera, provocaron varias salidas de vía y choques entre vehículos en la A-6 a su paso por Lugo.
Ayer la circulación fue normal en toda la A-6 sin que se registrasen incidencias de importancia, aunque a primera hora de la mañana hubiese zonas con heladas o con charcos de agua.

Comentarios