jueves 28.05.2020

El invierno se resiste a abandonar Galicia, que volvió a estar cubierta por la nieve

Toda la montaña de Lugo se encontraba ayer en alerta amarilla por acumulación de nieve, que llegó a hacer acto de presencia en la propia capital lucense y obligó a los conductores al uso de cadenas para circular por seis carreteras autonómicas de la provincia, aunque, sin embargo, sí se podía transitar con relativa normalidad por las autovías y calzadas nacionales.
el invierno se resiste
a abandonar galicia,
que volvió a estar
cubierta por la nieve
el invierno se resiste a abandonar galicia, que volvió a estar cubierta por la nieve

Toda la montaña de Lugo se encontraba ayer en alerta amarilla por acumulación de nieve, que llegó a hacer acto de presencia en la propia capital lucense y obligó a los conductores al uso de cadenas para circular por seis carreteras autonómicas de la provincia, aunque, sin embargo, sí se podía transitar con relativa normalidad por las autovías y calzadas nacionales.

La Guardia Civil de Tráfico de Lugo, recomendó “precaución” para circular por toda la red viaria de la provincia, dado que las bajas temperaturas y la nieve que cayó durante la noche pudieron provocar la formación de placas de hielo, especialmente en zonas altas y sombrías.

En cuanto a la red secundaria, ante la previsión de fuertes nevadas en cotas bajas, entre 400 y 600 metros, la Diputación de Lugo activó desde el martes un dispositivo especial de emergencias, formado por 102 operarios y 52 máquinas, para garantizar la circulación por las carreteras provinciales.

Ese dispositivo ya tuvo que actuar para atender a las primeras incidencias provocadas por el temporal de frío, fundamentalmente en los municipios de Cervantes y Pedrafita do Cebreiro, donde cuatro máquinas quitanieves trabajaron para despejar las carreteras provinciales CP 0702, 1412 y 1409 (Cervantes) y CP 4504 (Pedrafita).

Además los puertos de montaña de O Cebreiro, San Roque, O Poio y O Viduedo permanecían ayer cortados al tráfico pesado debido a la intensa nevada que dificulta en gran medida la circulación en estas carreteras, en las que la Xunta recomienda la utilización de cadenas para el resto de vehículos.

Por otra parte, casi cinco mil alumnos gallegos no pudieron asistir ayer a clase en Galicia como consecuencia de las incidencias que provocó la nieve en la red viaria y que obligaron a suspender o a variar numerosas rutas del transporte escolar, especialmente en la provincia de Lugo, donde se concentró el 76% de los afectados.

Según informó la propia Consellería de Cultura, un total de 4.853 alumnos de ochenta centros educativos de las cuatro provincias gallegas no pudieron acudir a las aulas como consecuencia de las nevadas.

La provincia más afectada fue la de Lugo, donde 3.726 alumnos no pudieron ir a clase. Un total de 59 centros escolares se vieron afectados por la nieve y en 19 de ellos quedó totalmente suspendido el transporte escolar.

En A Coruña, se registraron incidencias en once centros educativos, que afectaron a 957 alumnos, mientras que en Ourense, resultaron afectados un total de siete centros escolares, y uno de ellos permaneció cerrado, de modo que no acudieron a las aulas 94 escolares.

Comentarios