jueves 22/10/20

El alcalde de Mazaricos, “el jefe” de la trama de la operación “Orquesta” en su municipio

p 2601 Jose Manuel Santos-byn

  Manuel Sambade > Cee

  José Manuel Santos Maneiro, alcalde de Mazaricos por el Partido Popular, “el jefe” como le llamaban, estaría a la cabeza de la presunta trama de amaños en las adjudicaciones de obras municipales, tejida entre personal del Ayuntamiento y la empresa Construcciones Ogando.

p 2601 Jose Manuel Santos-byn

  Manuel Sambade > Cee

  José Manuel Santos Maneiro, alcalde de Mazaricos por el Partido Popular, “el jefe” como le llamaban, estaría a la cabeza de la presunta trama de amaños en las adjudicaciones de obras municipales, tejida entre personal del Ayuntamiento y la empresa Construcciones Ogando.
De dicha relación darían fe múltiples conversaciones mantenidas entre el propio Daniel Ogando y el regidor, el teniente de Alcalde, la secretaria y el arquitecto municipal, Orlando González, entre otros; al respecto de varias obras en Mazaricos, que el sumario reproduce dejando vislumbrar los presuntos amaños, tanto del proceso, como de los términos de las adjudicaciones, para favorecer a los Ogando.
Como aparece en la transcripción de una conversación entre Daniel y Orlando, el segundo le informa al constructor de la comunicación recibida al respecto de la aprobación de unas obras en la localidad “para arreglar el otro lado de la plaza, si te soy sincero no me acuerdo de que presupuesto tenía, si eran 80.000 o 100.000. Y es que no me acuerdo, la verdad, la confundo un poco con la otra, y no, no la tengo delante ahora aunque cuenta con ello, porque va a contar contigo para hacerla, seguro”, señala Orlando. Continuando la conversación con un explícito: “Te lo digo, pues bueno, para que te dejes caer, no digas nada..., pero bueno... que los sepas, porque seguramente contará contigo”.
Continúan hablando de un presupuesto de la guardería de A Picota, comentando Orlando que había consensuado un presupuesto “con José Manuel [¿Maneiro, alcalde del PP de Mazaricos?] esta mañana allí, bah, la verdad, puse 190.000 euros, el presupuesto de la Xunta eran 240.000 euros, pero contemplaba la reforma de la planta que hay también ¿No?...”, comentando Daniel, “….¿Porque eso valo controlar ti?, díxome José Manuel …”, a lo que Orlando responde: “Eso no se sabe, si, el prefiere que lo controle yo, claro, si lo controlo yo, yo, ya, eh….”., finalizando Orlando la conversación señalando que: “Y te vas a 450.000 euros, que te vienen bien hombre”.
De la conversación deduce la Policía Judicial que la empresa de Daniel Ogando está apalabrando la realización de obras por un montante de 450.000 euros en el Ayuntamiento de Mazaricos, lo que despierta las sospechas ante la aparente inexistencia de otras empresas interesadas en optar a la adjudicación de las mismas y al respecto del procedimiento de  adjudicación de las mismas, pues, como señala el informe “¿cómo son los procedimientos de adjudicación, que antes siquiera de iniciarse ya tienen dueño las mismas?”.
No para aquí la cosa, pues en sucesivas conversaciones se deduce por parte de los investigadores la existencia de “amaños” realizados en los negociados de las obras tanto por parte de Daniel como por parte del técnico, contando, como señala el informe, “con la inestimable colaboración de las otras dos empresas que concurren a la adjudicación”. Es más, existen otras conversaciones en las que, tanto Daniel como Isa, su secretaria, abordan el tema de cómo solucionar que Casal, empresa que concurre al negociado con Daniel, no ha presentado reducción de plazos en las obras de A Picota, lo que podría suponer la pérdida de dichas adjudicaciones “ya pasteleadas” de inicio.
A este respecto comenta Daniel que “entón os outros, aínda, si por exemplo, hay un mes e medio, nos puxemos un mes, pois a un ponlle cinco semanas e outro ponlle seis”. Todos estos apaños, según se desprende de los propios informes, contarían con la aprobación “del Jefe” –como así se refieren al mandatario popular en el sumario–, el alcalde de Mazaricos, José Manuel Santos Maneiro, que sería la piedra angular de todos los tratos acordados en diversas comidas, encuentros en los cuales se acordarían los términos de los adjudicaciones y se deja entrever la posible existencia de pagos ilícitos por las mismas.

Cadena de favores > En torno al tema de los favores prestados por Ogando a los políticos, a cambio de obras, se inserta una conversación mantenida entre el propio Daniel y el teniente de alcalde de Fisterra, Santiago Insua, en la que el segundo le pide maquinaria para solventar un problema que tiene con el saneamiento público que atraviesa una finca de su propiedad.
Nada fuera de lo normal, excepto por el hecho de que Ogando aprovecha el momento para, ante un aumento en el coste de la obra que efectúa la empresa en Sardiñeiro, pedirle a Insua si no tiene de dónde rascar para “compensarle” por ese incremento, llegando incluso a sugerirle al edil el modo de hacerlo. Una muestra más de lo que en la investigación se denomina eufemísticamente “cadena de favores”.
Unos favores que, en el caso de Fisterra, habrían venido en la forma de contrato de trabajo otorgado a Isabel, novia de Daniel, en el geriátrico de Vimianzo, merced a la presunta mediación del regidor de Fisterra, José Traba, y de cuya contratación también trató Ogando con Insua.


 

Comentarios