lunes 26/10/20

Los efectivos contra el fuego logran controlar las llamas en Ourense

Los incendios que asolaron este fin de semana la provincia de Ourense parecían dar una tregua ayer al cierre de esta edición.

Un hombre trabaja en la extinción de un incendio en la localidad pontevedresa de Arbo	miguel vidal
Un hombre trabaja en la extinción de un incendio en la localidad pontevedresa de Arbo miguel vidal

Los incendios que asolaron este fin de semana la provincia de Ourense parecían dar una tregua ayer al cierre de esta edición.
El incendio de Cualedro quedó extinguido a última hora de la tarde de ayer, según informó la Consellería de Medio Rural.
El fuego, declarado el pasado sábado cuando entró en Galicia desde Portugal, permanecía controlado desde la madrugada del domingo al lunes y afecta, según las últimas estimaciones, a 435 hectáreas, la mayor parte de ellas de terreno raso.
Mientras, la “situación 2”, medida preventiva por la cercanía de las llamas a núcleos habitados, fue desactivada en el incendio que desde el domingo afecta a la localidad ourensana de Pobra de Trives.
Esta medida fue decretada a última hora del domingo por encontrarse el fuego en las inmediaciones del lugar de Seixo, donde una casa resultó afectada por el incendio que, según las últimas estimaciones, afecta ya a 164 hectáreas.
Por su parte, el fuego declarado desde el domingo en la también ourensana localidad de Melón fue estabilizado a las 16.45 horas de ayer.
Según las últimas estimaciones de la Consellería, las llamas calcinaron 100 hectáreas en este incendio, que afecta principalmente a la parroquia de Quins.

lugo
Además, en la localidad lucense de San Tomé, en el término municipal de Cervantes, seguía activo un incendio. Este fuego, declarado en la noche del domingo, afecta a 30 hectáreas, según las últimas estimaciones. En él han trabajado 13 agentes, 21 brigadas, 15 motombombas y un helicóptero realizó seis descargas.
Mientras, al cierre de esta edición se encontraban extinguidos los incendios de Porto do Son (A Coruña), y controlados los de Arbo y Crecente, en Pontevedra.
El pasado domingo, la Consellería do Medio Rural informó de que el incendio registrado en el municipio lucense de Negueira de Muñiz quedó controlado a las 15.00 horas.
El fuego afectó a la parroquia de Barcela, concretamente a unas 50 hectáreas.
Por su parte, la Consellería de Medio Rural ya está trabajando en la planificación de un plan de prevención ante una posible pérdida de suelo en zonas afectadas por incendios forestales.
La Consellería informó de que en los próximos días habrá reuniones entre este departamento y otros de la Xunta “para coordinar las actuaciones y definir cuáles son las acciones más adecuadas para evitar los daños provocados por los arrastres y la erosión”.
En concreto, indicó que se realizarán estudios para ver qué actuaciones conviene desarrollar, en función del tipo de fuego del que se trate y de los daños en los suelos.
El objetivo, subrayó, es planificar las acciones y seleccionar áreas dando prioridad a las zonas más castigadas. La consellería señaló, además, que trabajará junto a Mar para evaluar zonas sensibles en cuanto a la posible incidencia del arrastre de tierras en los bancos marisqueros.
Medio Rural desarrolló en numerosas ocasiones la técnica denominada “mulching”, que consiste en proteger el suelo cubriéndolo con un material, principalmente paja, para evitar la erosión.
En función de las características del terreno, el mulching se puede aplicar mediante medios terrestres o aéreos. El departamento de Ángeles Vázquez destacó los “buenos resultados” de esta técnica, y dijo que por ello se está evaluando volver a emplearla en las zonas más altas, con mayor pendiente y en cabecera de cuencas hidrográficas.
Por otro lado, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dijo recientemente sobre el operativo contra incendios que este es “uno de los mejores operativos de Europa: “Estoy orgulloso de ellos, es lo mínimo que se le puede reconocer a la gente que está trabajando”. Cuestionado acerca de una posible trama incendiaria, Feijóo hizo hincapié en que no tiene “ninguna prueba de ello” y aseguró que “si la tuviera la diría”.
Mientras, la Asociación pola Defensa da Ría (APDR) de Pontevedra ha convocado una concentración ciudadana contra los incendios forestales que se celebrará este jueves a las 20.30 horas en la Praza da Peregrina, en Pontevedra.
El colectivo ambiental señaló que, “independientemente de que la mano humana esté detrás” del origen de muchos fuegos, existe una “mala política” de mantenimiento de los montes, por lo que reclama un “cambio” en el modelo actual.
El presidente de la APDR, Antón Masa, destacó que “los incendios se tienen que apagar en invierno”, en alusión al carácter “fundamental” de la prevención frente a “la gran cantidad de dinero que se gasta en extinción”.
Así, criticó que “el monte gallego está a monte”, convertido en un “polvorín” donde se dan las “condiciones para que arda”. Entre ellas, citó el “monocultivo de eucalipto”, una especie para “alimentar básicamente a Ence”, reprochó.
También lamentó la “reducción” de brigadas de extinción que soportan “enormes jornadas de trabajo” a costa de “riesgos para la salud y las vidas” de los operarios, mientras que se invierte “mucho más” en la dotación de medios aéreos.
Para Antón Masa, la “única manera de impedir” la proliferación de incendios en la comunidad sería “aplicar otro uso al monte y potenciar la población en el medio rural”.

Comentarios