Martes 25.06.2019

La dirección de En Marea lleva a la Fiscalía los accesos irregulares

Las primarias de los rupturistas continúan sin fecha casi dos semanas después de quedar paralizadas

El miembro de la coordinadora de En Marea, Gonzalo Rodríguez | lavandeira jr. (efe)
El miembro de la coordinadora de En Marea, Gonzalo Rodríguez | lavandeira jr. (efe)

El responsable financiero y de la custodia del censo de En Marea, Gonzalo Rodríguez, anunció ayer que la dirección de En Marea pondrá en “conocimiento” de la Fiscalía los accesos irregulares al censo de la formación por parte del Comité Electoral.
Las elecciones internas para elegir a la nueva dirección de En Marea debían celebrarse con normalidad desde el sábado día 1 de diciembre a las 0.900 horas de la mañana hasta el lunes día 3 a la misma hora, pero se pararon el mismo sábado por irregularidades en el censo, de forma que se pusieron en marcha dos investigaciones. Dos semanas después todavía no hay fecha para que se reinicien.
Las auditorías conocidas revelan que desde cuatro direcciones IP accedieron sin garantías al censo de la formación, aunque no hubo variación en él, pero desde la coordinadora ahora lo consideran irregular y desde el Comité lo ven totalmente legal y conforme a los acuerdos del plenario.
Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos y, como presuntamente se trata de una actuación que pudo “vulnerar” la Ley orgánica de protección de datos, serán puestos en conocimiento de la Fiscalía. El proceder de estas personas, para Rodríguez, “se resume en una actuación ética, política e incluso legalmente inaceptable”.
Tras conocer estos datos, la Coordinadora solicitó la revocación de las tres personas a las que desde el Comité se permitió acceder al censo –Martiño Ramos, Pablo Nieves y Raquel Bermúdez–aunque el martes trascendió que de las cuatro direcciones que accedieron a este, solo dos pertenecían al Comité Electoral.
Sin embargo, estas tres personas ya hicieron pública su intención de no dejar su cargo, algo que en opinión de Rodríguez es “terriblemente preocupante” porque significa “que hay personas que quieren atrincherarse en un cuarto de En Marea de esta manera”. Además, remarcó que esta revocación fue admitida por la Comisión de Garantías, órgano al que desde el Comité Electoral acudieron al considerarlo un “organismo válido” por lo que “lo que no puede ser es que les valga cuando está de acuerdo y nos les valga cuando les contradice”.
Si rechazan abandonar su cargo, ponen en evidencia que “tenemos un comité electoral que pretende declarar un estado de excepción en En Marea”. l

Comentarios