Martes 25.06.2019

La dirección de En Marea lleva a la Fiscalía los accesos irregulares

El responsable financiero y de la custodia del censo de En Marea, Gonzalo Rodríguez, ha avanzado hoy que la dirección de En Marea pondrá en "conocimiento" de la Fiscalía los accesos irregulares al censo de la formación por parte del Comité Electoral.

La dirección de En Marea lleva a la Fiscalía los accesos irregulares. Archivo
La dirección de En Marea lleva a la Fiscalía los accesos irregulares. Archivo

El responsable financiero y de la custodia del censo de En Marea, Gonzalo Rodríguez, ha avanzado hoy que la dirección de En Marea pondrá en "conocimiento" de la Fiscalía los accesos irregulares al censo de la formación por parte del Comité Electoral.

Las elecciones internas para elegir a la nueva dirección de En Marea debían celebrarse con normalidad desde el sábado día 1 de diciembre a las 9:00 horas de la mañana hasta el lunes día 3 a la misma hora, pero se pararon el mismo sábado por irregularidades en el censo, de forma que se pusieron en marcha dos investigaciones.

Las auditorías conocidas revelan que desde cuatro direcciones IP accedieron sin garantías al censo de la formación, aunque no hubo variación en el mismo, pero desde la coordinadora ahora lo consideran irregular y desde el Comité lo ven totalmente legal y conforme a los acuerdos del plenario.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos y, como presuntamente se trata de una actuación que pudo "vulnerar" la Ley orgánica de protección de datos, pues serán puestos en conocimiento de la Fiscalía.

El proceder de estas personas, para Rodríguez, "se resume en una actuación ética, política e incluso legalmente inaceptable".

Actuación similar a la que realizó Podemos, tras detectar irregularidades en un proceso electoral en Leganés.

Tras conocer estos datos, la Coordinadora solicitó la revocación de las tres personas a las que desde el Comité se permitió acceder al censo -Martiño Ramos, Pablo Nieves y Raquel Bermúdez- aunque ayer trascendió que de las cuatro direcciones que accedieron al mismo, solo dos pertenecían al Comité Electoral.

Sin embargo, estas tres personas ya hicieron pública su intención de no dejar su cargo, algo que en opinión de Rodríguez es "terriblemente preocupante" porque significa "que hay personas que quieren atrincherarse en un cuarto de En Marea de esta manera".

Además, ha remarcado que esta revocación fue admitida por la Comisión de Garantías, órgano al que desde el Comité Electoral acudieron al considerarlo un "organismo válido" por lo que "lo que no puede ser es que les valga cuando está de acuerdo y nos les valga cuando les contradice".

Si rechazan abandonar su cargo, ponen en evidencia que "tenemos un comité electoral que pretende declarar un estado de excepción en En Marea".

Además de los accesos por parte de miembros del Comité Electoral, Rodríguez ha admitido que se produjeron otros accesos por parte de siete miembros de la coordinadora pero que según él están "autorizados y justificados".

Las personas de la coordinadora accedieron "necesariamente" al censo "para poder hacer la validación de los inscritos" que solicitaron su alta en el pasado mes, en el que se inscribieron en la formación más de un millar de personas, siendo ésta una actuación que ya se hacía de forma habitual cuando se producían nuevas solicitudes de incorporación al partido.

"Nosotros somos muy escrupulosos con las normas internas y con las normas externas", ha esgrimido al respecto.

Por lo tanto, "hubo una serie de accesos autorizados que son justificados y otros sin autorización y sin conocimiento" puesto que el Comité Electoral no contaba con autorización para acceder de forma ilimitada a estos datos, que son sensibles, puesto que con su inscripción a un partido, las personas "manifiestan su ideología" que es un "valor constitucional protegido" al que no debe acceder cualquiera.

Asimismo, Rodríguez ha rechazado que desde la coordinadora se esté intentando paralizar las votaciones de forma indefinida y ha asegurado que desde la dirección están "tratando de retomar votaciones lo antes posible con las máximas garantías" para que los inscritos sepan que cuentan con "total respeto a sus datos" confidenciales.

Rodríguez ha incidido hoy en que la votación dentro del partido debe producirse "con una serie de garantías" y no "pasando por encima de los derechos de nadie" por lo que lamenta las críticas que ha recibido la coordinadora por, según él, velar por los derechos de los inscritos.

"Si alguna persona sugiere que tenemos que tapar las cosas, o esconder debajo de las alfombras esto, la coordinadora opina que no vinimos aquí para eso" ya que si exigen transparencia para los demás partidos también debe ser exigida para "nosotros mismos".

Sin embargo, esta misma mañana uno de los referentes de la formación, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha tildado de "inexplicables" algunos comportamientos dentro del partido y ha reiterado que la "judicialización" del proceso "no es positiva".

Frente a ello, el actual portavoz de En Marea, Luís Villares, ha rechazado hacer referencia al proceso interno del partido y se ha remitido a las declaraciones de Gonzalo Rodríguez. 

Comentarios