jueves 3/12/20

Detenido en Santiago por comprar armas cortas en la internet oscura

Un vecino de Santiago, de entre 50 y 60 años, fue detenido por la Guardia Civil como único comprador en España de uno de los mayores traficantes de armas cortas en la denominada ‘“dark net” (internet oscura).

Algunas de las armas y objetos requisados por las Guardia Civil | b. lorenzo (efe)
Algunas de las armas y objetos requisados por las Guardia Civil | b. lorenzo (efe)

Un vecino de Santiago, de entre 50 y 60 años, fue detenido por la Guardia Civil como único comprador en España de uno de los mayores traficantes de armas cortas en la denominada ‘“dark net” (internet oscura).


Así, en el marco de la operación “Ruger” se detuvo a un joven de 24 años, vecino de Pamplona, que está considerado uno de los mayores traficantes de armas cortas en la “dark net”. De forma simultánea fueron detenidos seis compradores, uno en Santiago y los otros cinco en el extranjero.


Al comprador de Santiago se le intervino un escopeta de cañones recortados y diversa munición, tras dos registros en sendos domicilios de Santiago y A Coruña que llevaron a su detención por “tenencia ilícita” de armas, según fuentes de la investigación.


La operación “Ruger” contó con el apoyo de las autoridades policiales y aduaneras de Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y también de la Europol. Tras la detención en España del presunto traficante de Pamplona se realizaron siete registros en Navarra, en Barcelona y los ya citados en localidades gallegas.


En el transcurso de los registros se intervinieron 22 armas cortas (pistolas y revólveres), una escopeta de cañones recortados, un mechero-pistola del calibre 6,35 mm, quince cargadores de pistola, numerosos cañones nuevos de pistola de fabricación artesanal, gran cantidad de piezas de repuestos de armas de fuego, munición de los calibres 357 magnum de 6,35 mm y 12 mm, más de 500 vainas sin cebar de los calibres 6,35 mm y 7,65 mm, más de 500 proyectiles de los mismos calibres, 1.000 fulminantes para la recarga de cartuchería metálica y un kilo de pólvora.


Los agentes también se incautaron de una máquina de recarga de cartuchería metálica y dos kits para fabricación de munición de los calibres 6,35 y 7,65 mm; maquinaria y herramientas para la fabricación de cañones y la transformación de armas de fuego, tales como una fresadora computerizada, un torno, un taladro de columna, o un equipo de soldadura; siete barras de acero para la fabricación de cañones; numerosos equipos informáticos y abundante documentación.


Agentes de la Guardia Civil destacaron el mechero pistola por su peligrosidad, la facilidad de ocultación y el ingenioso diseño. Lo fabricaba el propio detenido de forma artesanal para su posterior venta en la red.

Comentarios