miércoles 20/1/21

Desmantelan un grupo que transportaba y distribuía droga en el sur de Galicia

La Policía Nacional detuvo a tres varones y acusados de pertenecer a un grupo criminal que transportaba con cierta asiduidad, y utilizando para ello carreteras portuguesas, estupefacientes desde el sur de España hasta Galicia, donde se encargaba de su distribución.

Varios fardos de hachís ocupan el maletero de un vehículo interceptado por la Policía| aec
Varios fardos de hachís ocupan el maletero de un vehículo interceptado por la Policía| aec

La Policía Nacional detuvo a tres varones y acusados de pertenecer a un grupo criminal que transportaba con cierta asiduidad, y utilizando para ello carreteras portuguesas, estupefacientes desde el sur de España hasta Galicia, donde se encargaba de su distribución.
En la operación, entre otras elementos, se aprehendieron cuarenta kilogramos de hachís.
La investigación, informaron ayer fuentes oficiales, se inició hace meses tras tener conocimiento la Policía de la presencia de una organización que abastecía de droga la zona de la península de O Morrazo y la comarca de Vigo, ambas en la provincia de Pontevedra.
El pasado 19 de mayo, una parte del grupo investigado se desplazó a Andalucía para proceder a la carga de una importante cantidad de sustancia estupefaciente y, una vez completado este paso, en Algeciras, inició el viaje a Galicia adentrándose por las carreteras de Portugal y saliendo en la frontera de Tui.
La expedición estaba compuesta por dos vehículos, uno conducido por el líder de la organización, y que actuaba a modo de lanzadera, y otro que, pilotado por un ciudadano argentino, transportaba la mercancía, según el relato policial.
Los vehículos fueron seguidos por un dispositivo policial e interceptados cuando circulaban por la autopista AP-9, en las proximidades de Vigo, en una zona que se consideró segura para los demás usuarios de la vía.
No obstante, y para evitar su detención, los conductores embistieron con sus vehículos a los coches policiales, quedando uno de ellos seriamente dañado y obligando a los agentes a saltar fuera de la autopista para evitar ser arrollados.
A continuación, los dos vehículos sospechosos huyeron del lugar, por lo que se inició una persecución que derivó, momentos después, en la localización de uno de los coches con el ciudadano argentino dentro, que fue detenido.
Durante el registro de este vehículo, los agentes localizaron 40 kilogramos de hachís de gran calidad ocultos en un hueco manufacturado a tal efecto en el salpicadero.
Minutos más tarde, se localizó el otro vehículo implicado, esta vez sin conductor y sin nada relevante en su interior. l

Comentarios