jueves 02.04.2020

Dos décimos de un Quinto, terminaciones y pedreas son el consuelo para la Costa da Morte

En Muxía y en Mazaricos se vendieron dos boletos de un Quinto premio de la Lotería de Navidad 
Varios clientes, ayer, en la Administración Alexandra de Carballo, esperan para comprobar su suerte | raúl lópez
Varios clientes, ayer, en la Administración Alexandra de Carballo, esperan para comprobar su suerte | raúl lópez

La Lotería de Navidad pasó de largo por la Costa da Morte, donde sólo se vendió un décimo de máquina en Muxía de un quinto premio, correspondiente al número 66212, dotado con 6.000 euros. El boleto se despachó en Lotería Gema, que hace dos años también daba un Quinto premio. En Mazaricos se vendió otro décimo  de un Quinto,  que corresponde al 74.770.

Las terminaciones y las pedreas son el consuelo para los vecinos de la comarca, que aguardaban impacientes la jornada de ayer. Aún así, entre todas las administraciones suman un pellizquito, que ayudará a animar las ventas del Niño, según indicaban ayer algunos loteros. 

En la Administración Alexandra de Carballo, la número dos, del número al que están abonados desde 1986, el 26504, vendieron 1.700 décimos, por lo que repartirán 170.000 euros. Muchos establecimientos como el bar Eirís de Razo, la panadería Benigno Andrade o trabajadores de la empresa conservera Calvo también se llevaron participaciones para los clientes dotados con pedreas o terminaciones premiadas, por lo que tendrán entre 100 y 120 euros cada uno. La responsable de la administración, María Eirís, se mostró “encantada” al dejar tanto “picoteo” en la comarca, aunque muy lejos de los primeros premios de hace años y del Gordo del 2007, que dejaba 45 millones de euros en la localidad. 

En la administración número tres, donde se había vendido el Gordo hace doce años, también tuvieron que conformarse únicamente con pedreas y devoluciones, al igual que en el resto de la comarca. Según indicó su responsable, María Pérez, vendieron muchas terminaciones en cero, por lo que en total repartirán otro pellizquito. Como anécdota, casi consiguen un cuarto completo, el 06293, puesto que ellos tenían el 06393. De haber coincidido el número que falta, serían 6.000 euros por décimo.  

Las devoluciones por las terminaciones y las pedreas son la tónica dominante en toda la zona, con partidas de 20, 100 y 120 euros por décimo, por lo que habrá que esperar a que la suerte sonría en la Lotería del Niño y no pase de nuevo de largo como ayer.

Comentarios