jueves 26/11/20

El curso más atípico arranca en los institutos gallegos con huelga, protestas y lazos negros

Los institutos pasaron las últimas jornadas trabajando a destajo en la instalación de mamparas y adaptando los grupos
Detalle de un aula vacía. EFE/Salvador Sas/Archivo
coronavirus institutos vuelta al cole
Detalle de un aula vacía. EFE/Salvador Sas/Archivo coronavirus institutos vuelta al cole

El inicio del curso sigue en marcha en Galicia. Después de las escuelas de infantil y primaria, este miércoles será el turno de los institutos y centros de secundaria y formación profesional, que esperan a más de 150.000 alumnos de estas etapas y que se incorporarán progresivamente en un contexto marcado por la COVID-19 y el malestar de gran parte del profesorado y de la comunidad educativa por la gestión de la Xunta, que les ha llevado a convocar una huelga docente.

En concreto, este miércoles inician sus clases los niveles de 1º y 2º de ESO, 1º de Bacharelato, 1º de FP de grao medio y superior además de las enseñanzas básicas de educación para personas adultas por las modalidades presencial y a distancia.

Cada centro cuenta con un protocolo y plan de contingencia adaptado a las instrucciones generales dictadas por la Xunta y que se basan en la separación de 1,5 metros entre alumnos en el aula, el uso de mascarilla y otras medidas de seguridad ya vistas en otro tipo de organizaciones, como circuitos de acceso por los pasillos y limitaciones de aforo.

La administración gallega anunció la contratación de 847 docentes de secundaria para poder cumplir con los desdobles, el distanciamiento de alumnos y las diferentes medidas de adaptación en los institutos, de cara al inicio del curso de la próxima semana. No obstante, el comité clínico de la pasada semana actualizó estos criterios, para permitir reducir la distancia entre pupitres en aquellos casos en los que se instalen mamparas.

Mamparas y semipresencialidad

Esta medida, junto a la posibilidad de optar por la semipresencialidad en bachillerato, generó malestar y polémica entre la comunidad educativa, que acusaban a la Xunta de volver a cambiar sus instrucciones tras modificarlas el pasado 31 de agosto. El conselleiro del ramo, Román Rodríguez, insistió en que estas medidas se dedicarían a "dar solución a problemáticas específicas" y problemas para realizar desdobles debido a las dimensiones de los espacios, y cuentan con el aval de los expertos del comité clínico.

No obstante diversos institutos han criticado la falta de apoyo en la dotación de medios. El IES Canido, de Ferrol, denunció que la Xunta le denegase su petición de dos docentes para poder realizar los desdobles necesarios en todos los niveles y se han visto obligados a recurrir a mamparas y a exprimir el horario del cuadro actual para poder realizarlos en secundaria.

El IES Rosalía de Santiago ha tenido que organizar turnos de tarde para poder encajar los grupos y mantener la presencialidad de la docencia, y que será posible gracias al "sobreesfuerzo y el compromiso" de los profesores.

Los datos difundidos por la CIG-Ensino revelan que varios institutos han tenido que recurrir a las mamparas, a pesar de que se trataba de una medida excepcional. En concreto, el IES Eusebio da Guarda (A Coruña), IES Fernando Wirtz (A Coruña), IES Monte das Moas (A Coruña), IES Blanco Amor (Culleredo), IES Valle Inclán (Pontevedra), IES Fernando Blanco (Cee), IES Monte Neme (Carballo), IES Alfredo Brañas (Carballo), IES Parga Pondal (Carballo), CIFP Ferrolterra (Ferrol), CIFP Rodolfo ha Piñeiro (Ferrol), IES Canido (Ferrol), IES Sofía Casanova (Ferrol) y el IES Maximino Romero (Zas), además de todos los conservatorios.

Por otro lado, recurrirán a la semipresencialidad el IES Monelos (A Coruña), IES Monte Neme (Carballo), IES Valle Inclán, (Pontevedra), IES A Xunqueira I,(Pontevedra), IES Luís Seoane (Pontevedra), IES Montecelo (Pontevedra), IES Sánchez Cantón (Pontevedra), CIFP Rodolfo Ucha Piñeiro (Ferrol), IES Leixa (Ferrol), IES 12 de Outubro (Ourense) IES Vilamarín (Ourense) EASD Antonio Faílde (Ourense), IES Carlos Casares (Vigo), IES Castelao (Vigo), IES Alexandre Bóveda (Vigo), IES Laxeiro (Lalín) y el IES Nº1 (Ribeira).

Desigualdad

Precisamente el IES Sánchez Cantón ha protagonizado este martes una jornada de protestas debido al "agravio comparativo" que sufrirá el alumnado de bachillerato.

Según han denunciado, el centro implantará horarios vespertinos y una modalidad "semipresencial rotatoria" para primero y segundo de esta etapa. En concreto, el alumnado recibirá tres horas de clase al día (15 a la semana), lo que supone la mitad de las horas que les corresponden según lo que contempla la legislación vigente en materia educativa.

Los afectados denuncian que la situación supone una vulneración del "derecho a la igualdad en la educación" y un "agravio comparativo" frente a la mayoría de los centros educativos públicos gallegos que impartirán docencia presencial en todos los niveles educativos. La modalidad on-line no ha sido ofertada y lo que se propone en el Instituto Sánchez Cantón es que esas tres horas lectivas restantes se utilicen en casa "para realizar tareas y deberes por su cuenta", no para asistir a una clase telemática.

Falta de medios

Rogelio Carballo, de Confapa-Galicia, ha lamentado la "incertidumbre" que están viviendo tanto jóvenes como familias, y ha advertido de la problemática que generará la semipresencialidad en los centros y los turnos de tarde, tanto para compaginar con otras actividades como en cuestión de igualdad de oportunidades para el acceso a la universidad frente a otros que sí han contado con una presencialidad total

Carballo ha advertido de que el "desastre" vivido en el estado de alarma "va a continuar ahora" tras meses en los que "nadie hizo los deberes para digitalizarse" y que "a lo único a lo que llevará es a un rotundo fracaso" de cara a la selectividad.

En este sentido, Julio Díaz, de ANPE, ha reprochado a la administración que la dotación de medios ha sido "insuficiente", tanto de profesorado como de equipos y medios sanitarios para afrontar el día a día. Asimismo, ha censurado que 160 plazas quedaron sin cubrir debido a que se ofertaron "con perfiles imposibles" de afines, como Latín y Matemáticas o profesores de Eduación Física para impartir Filosofía. Tampoco se ha avanzado la valoración del profesorado y el alumnado de riesgo, que durante el estado de alarma no se había incorporado.

Jornada de huelga

El arranque del curso coincidirá además con una jornada de huelga a partir de secundaria, convocada por los sindicatos CIG-Ensino, CC.OO. Ensino, CSIF y STEG en protesta por la falta de medios y por la gestión realizada por la Xunta durante la pandemia.

Estas organizaciones celebrarán concentraciones en 13 localidades, a partir de las 11,30 horas, entre ellas ante la Consellería de Educación en Santiago de Compostela.

Las protestas cuentan, entre otros, con el apoyo de Confapa y de la Confederación Anpas Galegas, que piden a los padres que no envíen a sus hijos a clase o que lo hagan con un brazalete o lazo negro para manifestar su apoyo a la huelga. La convocatoria cuenta con el apoyo de las organizaciones Erguer y Anega, además del Sindicato de Estudantes.

Comentarios