jueves 24/9/20

El Covid-19 obliga a cerrar los primeros centros educativos en Galicia

El colegio Calasancio de Pontevedra clausura sus puertas tras detectarse un brote de ocho positivos 
Varias pasan por delante del colegio plurilingüe Calasancio de Pontevedra que permanece cerrado por las autoridades sanitarias | salvador sas (Efe)
Varias pasan por delante del colegio plurilingüe Calasancio de Pontevedra que permanece cerrado por las autoridades sanitarias | salvador sas (Efe)

El Covid-19 ha alterado el inicio de curso en los centros educativos gallegos que han tenido que adaptarse a las nuevas medidas de seguridad y que, además, se enfrentan a una posible suspensión de las clases en caso de que se detecte un brote.

Ayer un colegio plurilingüe Calasancio en Pontevedra tuvo que cerrar sus instalaciones tras detectarse un foco de Covid-19 con al menos ocho positivos en su plantilla.

Así lo informó la propia dirección del centro en una comunicación a las familias, además de confirmar que la actividad docente se reanudará hoy, pero por medios telemáticos.

Las pruebas serológicas realizadas a todo el profesorado habían dado negativo, el pasado 8 de septiembre, pero dos docentes empezaron a desarrollar síntomas compatibles con la enfermedad al día después.

Ambos se sometieron a pruebas PCR que confirmaron el positivo de uno de ellos. A partir de ahí, se informó a las familias del alumnado de los cursos implicados el viernes por la noche.

Ante la situación se realizó PCR a todo el personal del centro, tanto docentes como de limpieza, administración, secretaría y comedor, y ocho de ellos han resultado positivos.

La misma situación se ha dado en la comarca de Bergantiños, donde la confirmación de un caso positivo de entre el alumnado de un CEIP de Carballo, A Coruña, a suspender las clases en el nivel de 3º de primaria.

En concreto, se trata de un escolar del CEIP Nértoma-Razo, del que el Gobierno local tuvo conocimiento este fin de semana.

La dirección del centro activó el protocolo ante la aparición de este caso positivo y solicitó la colaboración del Ayuntamiento de Carballo para realizar una desinfección especial en el aula del alumno afectado como en los espacios comunes.

Protocolo activo en Sanxenxo

Además, el positivo por Covid-19 de otras menor de Sanxenxo, Pontevedra, obligó a activar el protocolo de seguridad en dos centros educativos del municipio.

La niña, que estudia en el CEIP Magaláns, comenzó a mostrar síntomas de la infección el pasado viernes y, después de que le hicieran una PCR el domingo, se confirmó su positivo.

El Ayuntamiento de Sanxenxo confirma que el colegio ya ha facilitado a las autoridades sanitarias el listado de alumnos y docentes con los que estuvo en contacto la niña para, llegado el caso, practicar las pruebas de diagnóstico o los aislamientos pertinentes.

Esta alumna tiene dos familiares matriculados en la escuela infantil de O Revel con los que mantiene un contacto estrecho, lo que obligó a activar el protocolo también en este centro.

Las dos menores ya no acudieron ayer a la guardería y, tras la confirmación del positivo, se les practicarán las pruebas PCR.

Castro de Rei

Finalmente, los padres de los alumnos de 6º de Primaria del colegio “Veleiro do Campo”, en el municipio lucense de Castro de Rei, han tomado la decisión de no enviar a sus hijos a clase hasta que se desdoble en dos grupos el curso, dado que todos los alumnos han sido concentrados en tan solo un aula.

Los padres afirman que, en estas condiciones, no enviarán a sus hijos a clase, aunque se cumple la ratio dictada por la Xunta.

Comentarios