miércoles 28/10/20

Las corrientes y la escasa visibilidad impiden inspeccionar al pesquero hundido

El amplio dispositivo de búsqueda de los dos marineros desaparecidos tras el naufragio del “Mar de Marín” sigue sin dar frutos pese a que los buceadores pudieron realizar ayer una primera aproximación al pecio, mientras el operativo en superficie y desde el aire se extendió hasta la ría de Muros y Noia.

El Ideal Gallego-2014-04-04-026-29537777
La inmersión de los buzos apenas duró 20 minutos debido a las malas condiciones

El amplio dispositivo de búsqueda de los dos marineros desaparecidos tras el naufragio del “Mar de Marín” sigue sin dar frutos pese a que los buceadores pudieron realizar ayer una primera aproximación al pecio, mientras el operativo en superficie y desde el aire se extendió hasta la ría de Muros y Noia.
Los buceadores de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo no pudieron inspeccionar el pecio en su primera inmersión, condicionados por las fuertes corrientes y la escasa visibilidad en la zona donde se encuentra posado, a 57 metros de profundidad y a unas 1,4 millas al sur de las islas Cíes.
Previamente, a través del robot de inspección submarina de Salvamento Marítimo, se pudo comprobar que el pesquero está adrizado, es decir, que no se ha escorado al posarse en el fondo del mar, aunque está envuelto en una maraña de aparejos y cabos, lo que supone un factor de riesgo para los buceadores.
El viento tampoco acompañó en el momento de la inmersión, que apenas duró unos 20 minutos, ya que impidió que los seis buceadores, dos de lo cuales permanecieron en una posición intermedia por seguridad, pudieran utilizar la campana húmeda de protección.

previsiones
La previsión es que hoy por la mañana se retomen las operaciones de buceo, así como de rastreo en superficie en busca de los dos marineros desaparecidos, Manuel Domínguez Mallo, vecino de Marín, y Alexander Nketiah, originario de Ghana.
Cinco sobrevivieron y otros tres fallecieron: Alejandro García Castro, segundo patrón del “Mar de Marín”, que en el momento de la colisión con el “Baltic Breeze” estaba en el puente de mando; Hassan Boudra, primer mecánico, de nacionalidad marroquí, y Carlos Santos Villar, engrasador.
Los helicópteros y las embarcaciones se desplazaron ayer hasta la ría de Muros y Noia, siguiendo la predicción de las corrientes que en la jornada del martes aconsejó buscar en las bocanas de las rías de Pontevedra y de Arousa, máxime después de que apareciera un traje de supervivencia del pesquero naufragado en la zona de A Lanzada.
De forma paralela a la búsqueda de los dos desaparecidos prosigue el trabajo de la comisión de investigación.
El Juzgado de Instrucción 8 de Vigo, en funciones de guardia, ha iniciado unas diligencias para “recabar la información” que arroje el volcado de datos de los citados sistemas.
Fuentes del Tribunal Superior precisaron que las declaraciones de los supervivientes del “Mar de Marín” no se producirán hasta que la Guardia Civil, que ya interrogó a estos, así como al capitán y a dos oficiales del “Baltic Breeze”, finalice su atestado.
El pasado martes prestaron declaración ante la Guardia Civil de Vigo el capitán y dos oficiales del “Baltic Breeze”, de bandera de Singapur, y el miércoles lo hicieron los cinco supervivientes del naufragio, que se ha saldado con tres muertos y dos desaparecidos, todos ellos tripulantes del “Mar de Marín”.
A lo largo de la mañana de ayer estuvieron reunidos inspectores marítimos con profesionales de la compañía de buzos contratada por la operadora del mercante, “Wallenius Marine Singapur”, para evaluar los daños que presenta en el casco a causa de la colisión con el pesquero, que no parecen “muy graves”, señalaron las fuentes a Efe.
El objetivo de la reunión es determinar el alcance de los daños del “Baltic Breeze”, que desde el día del accidente permanece atracado en el puerto de Vigo, y qué trabajos se han de realizar para su reparación.
En cuanto hayan finalizado esos trabajos y la autoridad competente dé su visto bueno, el “Baltic Breeze” tiene previsto volver a operar. 
Por su parte, la Conferencia Episcopal (CE) transmitió ayer su “cariño y cercanía” a las familias de los fallecidos tanto en el naufragio del pesquero, como en el incendio del pesquero L’Escandall en Barcelona.
“Una doble tragedia en el mar ha golpeado de nuevo nuestros corazones”, lamentaron los obispos en una nota.
También pidieron “el consuelo y la fuerza” de Jesucristo para las familias de las víctimas. n

Comentarios