domingo 29.03.2020

Los velatorios, limitados y sin besos de condolencia, y las ceremonias de despedida, aplazadas en Galicia

La Xunta ordena reducir aún más las comitivas de despedida, aunque los velatorios se siguen permitiendo tanto en tanatorios como en casa
Los velatorios, limitados y sin besos de condolencia, y las ceremonias de despedida, aplazadas en Galicia /Archivo
Los velatorios, limitados y sin besos de condolencia, y las ceremonias de despedida, aplazadas en Galicia /Archivo

El Gobierno gallego publica este jueves en el Diario Oficial de Galicia (DOG) una nueva orden relativa al tratamiento de cadáveres de personas que han fallecido a causa del coronavirus, y en la que introduce nuevos límites para sus velatorios y comitivas de despedida, con el fin de evitar al máximo las posibilidades de contagio.

En la exposición de motivos, la Xunta justifica la adopción de medidas complementarias en relación a la orden activada cuando se decretó el estado de emergencia sanitaria en Galicia por la situación actual, ya que "en estos momentos se está produciendo un incremento en el número de fallecidos". Añade que, entre ellos, "cada vez son más los diagnosticados con COVID-19".

También alude a la "dificultad" que "están teniendo las empresas del sector para la adquisición de los EPI", los equipos de protección individual con los que el protocolo del Ministerio de Sanidad determina que deben trabajar en la manipulación de los cuerpos de personas que han perdido la vida con coronavirus.

NO MÁS DE 8 PERSONAS Y SIN CONDOLENCIAS

Entre las nuevas medidas se limita aún más --hasta ahora se había restringido el aforo en los tanatorios a un tercio y a 25 los acompañantes de los cortejos fúnebres-- la actividad de vela de cadáveres sea cual sea la causa del fallecimiento, aunque se sigue permitiendo tanto en establecimientos públicos, como privados y también en el domicilio particular.

Así, queda prohibido que asistan a duelo personas que presenten síntomas respiratorios de cualquier clase; y se exige lavar las manos con agua y jabón, o con solución desinfectante, previamente al acceso a las instalaciones funerarias, así como después de usar el libro de pésame y los servicios o baños.

La orden determina, asimismo, que se evitará en todo momento la confluencia de más de ocho personas por cada sala de vela en el interior del edificio, respetando "inexcusablemente" una distancia mínima de 2 metros entre cada uno de los asistentes.

También se ordena evitar la manifestación de condolencias a familiares a través de abrazos, besos y apretones de manos.

Finalmente, la orden del DOG determina que los titulares de los tanatorios pondrán a disposición de los usuarios solución alcohólica desinfectante o hidrogel; así como agua, jabón y toallas de un solo uso en los aseos públicos de las instalaciones.

Estas normas "deberán ser exhibidas en un lugar bien visible" en todas las dependencias del establecimiento para conocimiento de los usuarios y será responsabilidad del titular del establecimiento "garantizar su cumplimiento en todo momento".

LAS CEREMONIAS APLAZADAS Y SE REDUCEN MÁS LAS COMITIVAS

Las ceremonias de culto religiosas o ceremonias civiles fúnebres serán aplazadas.

Asimismo, si la última directriz es que hasta un máximo de 25 personas podían acompañar el cortejo fúnebre, la Xunta reduce también estas comitivas.

De este modo, las comitivas de acompañamiento para la inhumación o despedida de incineración --el Ministerio de Sanidad permite ambas formas también en el caso de cadáveres con Covid-19-- se restringirán a las personas más cercanas y familiares más próximos, por lo que quedarán reducidas a 20 personas.

También en el caso de las comitivas los asistentes guardarán la distancia de 2 metros y se evitarán saludos o manifestaciones afectuosas que impliquen contacto entre los participantes, todo ello "sin menoscabo de las recomendaciones y restricciones establecidas con carácter general".

ACONDICIONAMIENTO DEL CADÁVER

Finalmente, se recuerda que hay que seguir las directrices del Ministerio de Sanidad para el acondicionamiento de los cadáveres empleando una bolsa sanitaria estanca autorizada para este fin. Esta bolsa deberá ser pulverizada con desinfectante de uso hospitalario.

Eso sí, en el caso de no disponer de bolsa sanitaria estanca, se utilizará un doble sudario de plástico que garantice la manipulación y conducción de los cadáveres de forma segura y pulverizar igualmente con desinfectante, algo que ya están haciendo las funerarias, según fuentes del sector consultadas por Europa Press.

En ambos casos, una vez introducido el cadáver en el féretro se deberá volver a pulverizar según el procedimiento indicado.

Comentarios