Un conductor interceptado en Pontevedra da positivo en todas las drogas del test

La Guardia Civil interceptó a un conductor en Pontevedra, identificado como un vecino de Vigo de 42 años, que dio positivo en todas las drogas del test que realiza la Guardia Civil en sus controles.

Un conductor interceptado en Pontevedra da positivo en todas las drogas del test
Un conductor se somete a una prueba de detección de drogas | aec
Un conductor se somete a una prueba de detección de drogas | aec

La Guardia Civil interceptó a un conductor en Pontevedra, identificado como un vecino de Vigo de 42 años, que dio positivo en todas las drogas del test que realiza la Guardia Civil en sus controles.
El Instituto Armado informó ayer de que el conductor fue interceptado el pasado fin de semana cuando circulaba bajos los efectos de las drogas en las inmediaciones del polígono industrial de O Campiño.
La actuación se produjo dentro  del marco de un operativo desarrollado por efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra que tenía como fin “evitar que se produzcan en esta zona concentraciones de vehículos, con la finalidad de realizar carreras ilegales y exhibiciones de conducciones temerarias”.

Singularidad
El cuerpo armado resaltó que “la singularidad de esta negligente incidencia” radica en “el hecho de que este conductor, al ser sometido al test de estupefacientes dio positivo en todas las drogas –cocaína, opiáceos, anfetaminas, metanfetaminas, y THC– que puede detectar el aparato indiciario del que están dotadas las patrullas” de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Por ello, el vehículo del conductor quedó inmovilizado en el lugar de los hechos.
Debido a la “grave incidencia”, destaca el Instituto Armado, que este factor tiene en la siniestralidad vial, la actual Ley de Seguridad Vial penaliza esta conducta como infracción muy grave, castigada con una sanción de mil euros y la retirada de seis puntos del carné.
Además de la sanción administrativa, el Código Penal recoge en el Capítulo IV los delitos contra la seguridad vial entre los que se incluyen la conducción bajo la influencia de drogas cuyas penas recogen prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años, concretan las mismas fuentes. 
Por otra parte, la Guardia Civil y la Policía Local de Vigo informaron de que interceptaron durante el pasado fin de semana en el marco de las fiestas populares de San Blas, que se celebran en la parroquia viguesa de Bembrive, a un total de 37 conductores que dieron positivo en alcohol, a otros siete bajo los efectos de las drogas, y a 51 que circulaban a exceso de velocidad. l