domingo 17.11.2019

Creada la Concejalía de la Felicidad en un ayuntamiento de Pontevedra

El Ayuntamiento de Oia (Pontevedra) contará con una concejalía de la felicidad en la que, como avanza su nombre, el aspecto lúdico, emocional y la realización personal serán las prioridades de la acción de gobierno.

Creada la Concejalía de la Felicidad en un ayuntamiento de Pontevedra
Creada la Concejalía de la Felicidad en un ayuntamiento de Pontevedra

La alcaldesa de Oia, Cristina Correa (PP), explica que esta concejalía, de la que será responsable Carmen María Estévez, será transversal y englobará actividades culturales, de ocio, para la tercera edad y los más jóvenes.

En esta área de gobierno se concentrarán también las competencias de cultura y servicios sociales.

El Gobierno local de Oia, un municipio de 83 kilómetros cuadrados de superficie y de 3.018 habitantes, sopesa habilitar un buzón de sugerencias y constituir un consejo de sabios para fomentar y deliberar sobre iniciativas que redunden en la felicidad de los vecinos.

El único requisito para poder integrar ese comité de sabios es ser "una persona alegre", para quien "prevalezca el lado positivo de la vida", apunta la regidora, quien pese a algunas críticas de la oposición confía en que esta concejalía tendrá una gran acogida entre los vecinos.

Correa avanza algunas iniciativas que se podrían impulsar desde esta concejalía de la felicidad, como celebrar cursos de yoga, de relajación y meditación, u organizar cada dos o tres meses reuniones de personas mayores en diferentes parroquias del municipio.

La idea, detalla la alcaldesa de Oia, es que los mayores puedan interrelacionarse, ya que por la dispersión de la población en el municipio "puede que lleven años sin verse" unos a otros, y, de paso, "combatir la soledad, uno de los grandes problemas de la sociedad actual".

La regidora ha explicado que a la hora de analizar el reparto de competencias entre los seis concejales que compondrán el Gobierno municipal tuvo claro que Carmen María Estévez tenía que estar al frente del departamento de felicidad, porque por mal dadas que vengan las cosas "siempre tiene una sonrisa para todos".

Y es que al final ése es el mejor aval para alguien que tendrá ante sí el reto de intentar "hacer felices" a los demás y hacerles ver que "hay que vivir el presente, porque al final ¿para qué estamos en este mundo?", plantea la alcaldesa de Oia. 

Comentarios