miércoles 2/12/20

El comité de empresa acusa a Alcoa de “poner todas las trabas” a la venta

“Queda un mes de negociación y no puede utilizarse a la gente para sacar más dinero”, afea Jose Antonio Zan
Trabajadores de Alcoa realizan una protesta simbólica en el conocido Banco de Loiba, en los acantilados de Ortigueira | efe
Trabajadores de Alcoa realizan una protesta simbólica en el conocido Banco de Loiba, en los acantilados de Ortigueira | efe

El presidente del comité de empresa de la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao, José Antonio Zan, acusó ayer a la dirección de la multinacional americana de poner “todas las trabas posibles” a la venta de la factoría a la empresa británica Liberty.
Dos semanas después desde que se abrió el período de negociaciones entre ambas sociedades, y a un mes de que finalicen los contactos, el presidente del  comité apuntó que si bien se trata de un diálogo entre dos “particulares”, los trabajadores “no pueden saber los pormenores”.

Sobre las negociaciones para la venta de la planta situada en el municipio lucense de Cervo, Zan señaló que “se supone que el que vende querrá vender caro y el que compra querrá comprar barato”. Así, el presidente del comité precisa que “este no es el problema”, sino que Alcoa “tiene que darse cuenta que está jugando con la vida de mucha gente y está intentando meter miedo”.

“Queda un mes de negociación, y no puede utilizar a la gente y a los trabajadores para sacar un poco más de dinero o de rédito”, afeó de esta forma el sindicalista de Comisiones Obreras.

Así, Zan quiso dejar claro que “no se puede poner de excusa” que la operación por parte de Liberty “no es viable”, cuando “es una empresa que ha negociado en todos los continentes y ha comprado empresas en todo el mundo”.

Finalmente, Zan recordó que fue la compañía británica la que impuso el plazo de seis semanas. “Hay que dejar de poner excusas y ponerse a negociar”, apremió.

Ya el pasado viernes, jornada en la que la mesa multilateral abordó este proceso de venta de la fábrica de San Cibrao, Alcoa lamentó que GFG Alliance, del grupo Liberty, no presentó “ningún plan industrial que indique cómo garantizarán la viabilidad a largo plazo de la planta, incluida una solución energética”.  

En un comunicado difundido el viernes, Alcoa constata que “lamentablemente, las partes aún no pudieron llegar a un acuerdo sobre los términos”, a lo que añadieron que “siguen estando muy distantes en varios temas”.

En este sentido, Alcoa señaló que GFG “aceptó un proceso de venta solo para la planta de aluminio”, pero solicitó un “derecho preferente para la compra de la refinería de alúmina”, así como la aprobación de cualquier venta futura de la planta de alúmina.

Comentarios