lunes 09.12.2019

La comarca y la familia de Diana Quer recuerdan a la joven dos años después del crimen

O Barbanza, sobre todo A Pobra y Rianxo, quedó marcada para siempre por ser el escenario en que el 22 de agosto de 2016 desapareció y falleció la joven madrileña Diana Quer López-Pinel a manos de José Enrique

Uno de los ramos incluye una cinta con la leyenda “Diana, no te olvidamos” | Chechu
Uno de los ramos incluye una cinta con la leyenda “Diana, no te olvidamos” | Chechu

O Barbanza, sobre todo A Pobra y Rianxo, quedó marcada para siempre por ser el escenario en que el 22 de agosto de 2016 desapareció y falleció la joven madrileña Diana Quer López-Pinel a manos de José Enrique Abuín Gey, alias “O Chiclé”. Muchos de los que se acercan al paseo de O Areal en su extremo próximo al puente de San Antonio, y a la antigua fábrica de gaseosas La Pitusa, en Somoza (Asados) no pueden evitar acordarse de la adolescente. Ayer, coincidiendo con el segundo aniversario de los hechos, no fue una excepción: “Pobriña, estaba no mellor da súa vida”, indicó una rianxeira con los ojos llorosos al pasar por delante de los ramos de flores que alguien colocó estos días en el pequeño altar que se levantó delante de una puerta lateral de la nave donde se encontró su cuerpo.
El ramo de mayor tamaño incluye una cinta con la leyenda “Diana, no te olvidamos”, que algunos atribuyen a su familia. Luego hay otros dos, uno de los cuales no tiene mensaje, mientras que el otro adjunta una tarjeta en la que por un lado se puede leer: “Para ti que vales mucho”, acompañado de estrellas y corazones, mientras que por el reverso hay la dedicatoria personal: “Diana: Adriana, Marisol y Miguel te recordamos con mucho cariño. 20/8/2018”. También hay un objeto blanco de plástico con forma de vela y rosarios.

La huella
Muchos barbanzanos y visitantes, pese a que reconocen que ya pasó a la historia y han vuelto a la normalidad, señalan que ese suceso dejó huella y les viene a la memoria el suceso que mantuvo en vilo a España y a parte del extranjero casi 500 días. Y dejó marcado a “O Chiclé” y a su familia, que trata de volver a la normalidad, pero aún hay quien los señala desde la distancia, como ocurrió recientemente con el padre, cuando portaba la imagen de la Virgen del Carmen en las recientes fiestas de Asados.
Todos coinciden en que lo que le sucedió a Diana Quer fue circunstancial, como manifestaron en alguna ocasión los alcaldes de A Pobra y Rianxo, que ven en esta comarca un lugar que no es peligroso. Juan Carlos Quer, padre de Diana, recordó ayer esta fecha del siguiente modo: “Hoy se cumplen dos años del asesinato de su hija mayor a manos de un depredador, cuando regresaba de a casa de las fiestas patronales de un tranquilo y bonito pueblo gallego, A Pobra do Caramiñal”. Y añadió que “desafortunadamente fue Diana, pero cualquier otra joven pudo haber sido, la víctima de su confeso asesino que se encontraba aquel 22 de agosto en libertad y no en la cárcel como debía haber estado, por haber sido condenado a una pena de prisión por narcotráfico”.
Con similares palabras se expresó la madre de Diana al indicar que “O Chiclé” no debía estar libre, “no se que tipo de error hubo, pero mi hija ese día debió llegar a casa y no llegó”. Dos años después, Diana López-Pinel recuerda cómo vivió aquella noche y la mañana siguiente: “Estábamos viendo una película. Ella ya estaba con el pijama y sin intención de salir. De repente, la llamó una amiga que le dijo que bajara. Parece ser que ninguna estaba convencida, pero al final acordaron que sí. Me dijo ‘me voy’, subió, se cambió y me pidió que la bajara al pueblo. Por la mañana, cuando me levanté y vi que su cama estaba vacía me dio un vuelco el corazón. Ahí tuve un pálpito fatal”. Y sobre el futuro desenlace del proceso manifestó que “yo creo que hay una Justicia Divina, que es la que realmente lo va a juzgar ahí arriba”. En una red social le dijo ayer a su hija: “Todavía se me hace difícil asimilar que no estés presente, es tan complicado todo esto. Ahora si usaría la máquina del tiempo, ¿te acuerdas?, para traerte de nuevo. Te llevo conmigo siempre, te amo como me enseñaste siempre, sigo buscando cada noche la estrella más brillante siempre, pero hay algo que tu y yo sabemos... no voy a olvidarte nunca”.
En un día tan señalado como fue ayer, también quiso transmitir su mensaje la hermana, Valeria Quer: “Hoy brillas más que ninguna. Hace dos años que me cuidas y me ves desde ahí arriba. No puedo expresarte todo lo que siento, porque parece que fue ayer cuando me llamabas para pedirme un abrazo o que te maquillara. Te echo tanto en falta en cualquier sitio que estoy, a cualquier hora, en cualquier día”. Y añadió: “ojalá hubiera tenido la oportunidad de decirte que te quiero, que este mundo de mierda no está hecho para personas tan especiales como tú. Agradezco a la vida haberme dado un lugar junto a ti durante estos 16 años. Siempre vas a estar conmigo... Has dado una lección a mucha gente y quizás algo cambiará gracias a ti. Te prometo vivir por las dos. Te quiero, Diani”. l

Comentarios