miércoles 21/10/20

O Chiclé admite que estranguló de forma involuntaria a Diana y exonera a su mujer

El rianxeiro José Enrique Abuín Gey, alias “O Chiclé”, accedió ayer a declarar por primera vez ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso Peláez,

El rianxeiro José Enrique Abuín Gey, alias “O Chiclé”, accedió ayer a declarar por primera vez ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso Peláez, que entiende la causa por la desaparición y muerte de Diana Quer. Lo hizo a petición de su abogada defensora, Fernanda Álvarez, para admitir en sede judicial que estranguló, aunque de forma involuntaria, a la joven madrileña. De esta manera modificó la versión de que la había atropellado de manera accidental, que ofreció en su declaración en la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña tras su detención a finales del año pasado como investigado por el crimen de la hija mayor de Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel. Otro apunte destacado de esta declaración fue que “O Chiclé” exoneró a su mujer, Rosario Rodríguez Fraga, de cualquier tipo de responsabilidad en los hechos, después de que en un primer momento fuera detenida e investigada por su presunta participación en los mismos y de que en una supuesta carta que Enrique Abuín envió a su familia la implicaba en los hechos delictivos.

“O Chiclé” había llegado inicialmente en un furgón de la Guardia Civil a la comisaría ribeirense, desde donde fue conducido hasta la sede judicial de la capital barbanzana en torno a las doce menos diez de la mañana en un coche patrulla de la Policía Nacional, enel que iba completamente agachado en los asientos traseros, de donde descendió con la cabeza tapada y custodiado por varios agentes. Estaba previsto que su comparecencia para comunicarle su imputación y darle traslado del acuerdo de transformar el procedimiento sumarial en Tribunal del Jurado comenzase al mediodía, pero ésta se retrasó aproximadamente una hora, periodo en el que su abogada defensora solicitó autorización para entrevistarse con su cliente para perfilar la estrategia a seguir.

Declaración
Tras la comparecencia, que aparece recogida en el artículo 25 de la Ley del Jurado, se llevó a cabo una de las diligencias solicitada por las partes, concretamente de la abogada de “O Chiclé”, que no fue otra que la referida declaración ante el juez, que le formuló muchas preguntas, al igual que hicieron las partes presentadas en la causa, y el investigado no se acogió a su derecho a guardar silencio. Sobre esta diligencia, el ferrolano Ricardo Pérez Lama, abogado de la acusación particular ejercida por la familia de Diana Quer, manifestó que fue “absolutamente contradictoria y contraria” a la que hizo en su momento -hace unos cuatro meses ante la Guardia Civil-, “es decir, ha cambiado su versión y pasamos de una mentira a la otra mentira. Era lo esperado por nosotros desde un principio. Más de lo mismo, mentira tras mentira”, precisó. Este letrado concretó en relación a Rosario Rodríguez que “la ha sacado totalmente. El hecho lo asume solo. Eso es lo único coincidente con su declaración anterior”.

El padre de la malograda joven manifestó a su salida de los juzgados de Ribeira que ahora su representación letrada “tiene que valorar con detenimiento cuál ha sido el cambio en la declaración que ha hecho este individuo, que obviamente está en su derecho”, y agregó que “a todos se nos antoja que lo que está ocurriendo era lo previsible”. Juan Carlos Quer manifestó a su llegada, poco después de las once de la mañana, a la sede judicial ribeirense que se siente “con la fuerza que me da mi hija para venir aquí a hacer valer sus derechos como mujer que tenía toda una vida por delante”. Por ese motivo, el padre de Diana Quer indicó a los que se califican de “penas inhumanas” o de “populismo punitivo” que se trata de condenas de prisión de 20-25 años, cuando él se pregunta por cuántos años de vida le quedaban a su hija. Su respuesta inmediata fue “al menos 60, así que con eso ya se dice todo”.


Juan Carlos Quer les envió un mensaje a los apoyan la derogación de la prisión permanente revisable diciéndoles que hay tres millones de personas que apoyan mayoritariamente la iniciativa que él y otros padres de niños que murieron violentamente, sin ideología de ningún tipo, y que piden que el Código Penal “sancione a la altura del delito que se comete”. El padre de Diana insistió en que se trata de una medida excepcional que permite condenar delitos de extrema crueldad”.

Sensiblemente emocionado, Juan Carlos Quer subrayó que su presencia ayer en los juzgados era para representar a su hija, a todas las mujeres y a todos los que están diciendo “hasta aquí hemos llegado”, para seguidamente anunciar que van a desarrollar un movimiento ciudadano para que el Código Penal responda a la realidad social y que “no sigamos sacando a la calle a delincuentes sexuales que sistemáticamente reinciden”.

Comentarios