martes 27/10/20

“O Chiclé” adapta la reconstrucción del crimen de Diana Quer a su última versión

El rianxeiro José Enrique Abuín Gey, “O Chiclé”, participó ayer en la reconstrucción del crimen de Diana Quer, llevando a los integrantes de una amplísima comitiva judicial a los escenario en los que se movió en la madrugada

El rianxeiro José Enrique Abuín Gey cargó con dos bidones en las manos durante la reconstrucción para mantener su versión de que fue a robar gasóleo a las caravanas de los feriantes en A Pobra | Chechu Río
El rianxeiro José Enrique Abuín Gey cargó con dos bidones en las manos durante la reconstrucción para mantener su versión de que fue a robar gasóleo a las caravanas de los feriantes en A Pobra | Chechu Río

El rianxeiro José Enrique Abuín Gey, “O Chiclé”, participó ayer en la reconstrucción del crimen de Diana Quer, llevando a los integrantes de una amplísima comitiva judicial a los escenario en los que se movió en la madrugada del 22 de agosto de 2016 y que, según su última versión, tuvieron alguna relación con la desaparición y muerte de la joven madrileña. Se trató de la Rúa Venecia en A Pobra, el viaducto de la Autovía do Barbanza, la nave abandonada de Asados y su casa en Outeiro (Taragoña). Pero, la gran sorpresa de la jornada llegó cuando los condujo a una zona situada entre Pazos y Escravitude, en Padrón, y donde les dijo que se deshizo de la ropa de la malograda adolescente, pero la búsqueda realizada no dio ningún resultado positivo, pues no había rastro de las prendas.
Fue el propio abogado que representa la acusación particular ejercida por los padres de Diana Quer, Ricardo Pérez Lama, quien aclaró ese extremo al indica que la presencia de la comitiva judicial en tierras padronesas era para cerrar el periplo “de sus andanzas”, según él comentó, pues en concreto faltan elementos que él dijo que se deshizo de ellos allí”. Aunque no precisó que se tratase de las prendas de ropa, es algo que resulta evidente pues aún no se encontraron tras descubrir el cuerpo desnudo en el interior de un aljibe en la antigua fábrica de gaseosas La Pitusa, en el lugar de Somoza, en la parroquia rianxeira de Asados. El letrado ferrolano confirmó que “obviamente no se encontró absolutamente nada”.
La jornada había arrancado escasos minutos antes de las diez de la mañana cuando al edificio de los juzgados de Ribeira empezaron a llegar patrullas de las Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic) y los integrantes de la UCO que llevaron el peso de la investigación del suceso, a los que recibió el titular del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso. Instantes después llegó la abogada de oficio de Enrique Abuín, Fernanda Álvarez, que no se detuvo a hacer declaraciones, como es norma en ella. Tras dejarse ver por delante de la sede judicial un Alfa Romeo similar al que usó “O Chiclé” en la noche de autos, que era conducido por un policía judicial, llegó el equipo de abogados de la acusación particular, que indicó que esperaba que la reconstrucción. Dijo que se trata de una diligencia que pidió desde el principio y que cree que es muy importante para “contrastar las cosas que él dice y, en todo caso, a nosotros nos va a decir si efectivamente existen contradicciones con sus declaraciones”. Recordó que “O Chiclé” las cambió, perfiló y adaptó a los hitos que fue conociendo durante el procedimiento, como la autopsia, e indicó que la reconstrucción sobre como sucedieron los hechos la hizo “a su buen entender”.
Estas manifestaciones las hizo instantes antes de que llegase procedente de la cárcel de A Lama el furgón que transportaba a “O Chiclé”, que descendió del mismo con la cabeza tapada con la capucha de la sudadera oscura que vestía y entró en los juzgados rodeado de un gran dispositivo de la Policía Nacional de la comisaría ribeirense. De la sede judicial salió media hora después para realizar la reconstrucción, para lo que lo subieron en una furgoneta comercial de color blanco, que llevaba una cámara tipo gopro anclada al salpicadero para grabar el recorrido. En ese mismo vehículo también fue el juez instructor para seguir muy de cerca todo lo que fuera manifestando.
La comitiva judicial se dirigió en primer lugar hasta el entorno de O Areal en A Pobra, concretamente a la Rúa Venecia, en donde se aparcó el Alfa Romeo usado en esta recreación. Pese al extremo blindaje con el que se quiso proteger la reconstrucción y que incluyó el uso de una lona o toldo de grandes dimensiones, se pudo observar como Enrique Abuín, al que se pudo ver con barba y más grueso, cogió dos bidones y se dirigió corriendo hacia la referida furgoneta blanca, con la que se simuló la caravana a la que “O Chiclé” sostiene que fue a robar gasóleo, y que estaba a 100 metros. Y se pudo observar como el investigado introdujo en el Alfa Romeo un maniquí, que simulaba el cuerpo de Diana Quer, pero Abuín Gey no la introdujo en el maletero, sino que la metió por una puerta trasera en los asientos posteriores.
Después de algo más de hora y media de reconstrucción, la comitiva se dirigió hacia la nave abandonada de Asados, previo paso por el viaducto de la Autovía do Barbanza entre Cespón y Taragoña, en donde arrojó el iPhone 6 de Diana Quer por la ventanilla del copiloto y que fue a parar a la ensenada de Ponte Beluso. En la antigua fábrica de gaseosas, que fue reconvertida en almacén de muebles en el que llegó a trabajar el propio Enrique Abuín, motivo por el que la conocía muy bien y por estar a unos 200 metros de la casa de sus padres, estuvieron una hora y media hasta que se subió de nuevo a la furgoneta.
Cuando parecía que se marchaba la comitiva judicial, se pudo observar como “O Chiclé” volvió a bajar de ese vehículo blanco para regresar a la nave, algo que el abogado de la acusación particular justificó en que la reconstrucción es bastante complicada, “pues se realiza a medida que él va diciendo una serie de cosas, sobre como ocurrieron los hechos; pero nosotros, su señoría y la fiscal hacemos preguntas”. La reconstrucción de los hechos se completó con el paso por la casa de Outeiro en la que Enrique Abuín y a la que había regresado en la noche del crimen. Y remató en el lugar de Padrón donde O Chiclé indicó que se deshizo de la ropa de Diana. l

Comentarios