miércoles 20/1/21

Campos se suma a Silva y tampoco presentará sus presupuestos al Parlamento

Dos de los presidentes de diputación del PSOE, la pontevedresa Carmela Silva y el lucense Darío Campos, no acudirán al Parlamento a presentar los presupuestos de las instituciones que lideran para el año próximo.

Darío Campos atiende a los medios de comunicación | aec
Darío Campos atiende a los medios de comunicación | aec

Dos de los presidentes de diputación del PSOE, la pontevedresa Carmela Silva y el lucense Darío Campos, no acudirán al Parlamento a presentar los presupuestos de las instituciones que lideran para el año próximo.
Así, la Cámara no conocerá de primera mano el detalle de las cuentas de las diputaciones de Pontevedra y de Lugo, una cita prevista para el viernes en el marco de la Comisión de Economía; y a la que sí acudirán, en cambio, el responsable de la administración provincial de A Coruña, el también socialista Valentín González Formoso, y su homólogo en Ourense, el popular Manuel Baltar.
Si el pasado martes fue la viguesa la que anunció que no asistiría, aludiendo tanto al respeto a la autonomía local como alegando que el año pasado se vio “sometida a ataques políticos por parte del PP que nada tenían que ver con contenido de los presupuestos”; ayer fue el también regidor de A Pontenova quien confirmó el mismo paso.

Nula colaboración
Los argumentos que esgrimió ante los periodistas descansan en “la nula colaboración económica” de la Xunta con la provincia de Lugo, a la que “discrimina”; y en “la falta de transparencia y objetividad” por parte del Gobierno gallego a la hora de repartir los fondos entre los ayuntamientos lucenses, materializada en el reparto “por la puerta de atrás” de 13 millones de euros para municipios “gobernados por el PP”.
Por todo ello, y tras puntualizar que estas comparecencias son “voluntarias”, Darío Campos quiso dejar claro que no acudirá para, con este gesto, poner de manifiesto la falta de implicación que muestra el Ejecutivo autonómico con su provincia.
“Llevamos dos años compareciendo, siempre buscando la transparencia y la colaboración institucional, y no es recíproca”, se quejó el socialista, y reclamó mayor atención a una provincia “envejecida, con un grave problema demográfico y con una gran dispersión geográfica”.
Y, después de lamentar su “falta de respuesta” a la equiparación salarial que pretende de la Diputación de Lugo con los bomberos de los parques comarcales, echó en falta un nivel de atención similar a la que recibe la institución provincial ourensana. A modo de ejemplo, señaló que la financiación que el Gobierno gallego aporta a los bomberos de Ourense “es mayor” que la de Lugo.

Comentarios