jueves 22/10/20

Calvo afirma que hay alcaldes que ya han dicho que prefieren la fusión a ser intervenidos

El presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, ha dicho que ante el informe del anteproyecto para la reforma de la administración local "hay alcaldes" que a la vista de este texto "ya han dicho que preferían una fusión a encontrarse en la tesitura de poder ser intervenidos".

El presidente de la diputación de A Coruña, Diego Calvo. EFE/Archivo
El presidente de la diputación de A Coruña, Diego Calvo. / EFE

El presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, ha dicho que ante el informe del anteproyecto para la reforma de la administración local "hay alcaldes" que a la vista de este texto "ya han dicho que preferían una fusión a encontrarse en la tesitura de poder ser intervenidos".

"Con la boca pequeña", ha señalado en una conferencia organizada por Nueva Economía Fórum Tribuna Galicia en Santiago, "es verdad -ha añadido- y seguro, seguro, que ahora lo negarán, lo sé, pero yo no voy a perder la ocasión de ser hoy altavoz de esos pensamientos, porque nosotros ya vamos por esa senda, y hay que dejar claro que Galicia ya está haciendo los deberes".

Así, ha puntualizado que echa en falta "el tema de fusión voluntaria de municipios en una reforma que claramente va por ese camino, y me gustaría que apareciese recogido en la ley que se apruebe".

Ha celebrado la labor de un Gobierno, el de Mariano Rajoy, que "por fin decidió encarar una reforma" mientras que otros, teniendo ocasiones, "les faltó lavor" y ha mantenido que aunque este paso es oportuno y necesario, "otra cosa muy distinta es que una ley tan esperada cumpla las expectativas", de modo que "la ley, como sucede con todas, es mejorable".

Aún así, tras precisar que esto es lógico, ha considerado de justicia "romper una lanza a favor del Gobierno del Estado" por abordar esta cuestión.

Dicho esto, ha agregado: "sería necesario tener en cuenta que existen realidades muy distintas y una aplicación de la reforma tal cual está diseñada ahora mismo puede originar situaciones que no sean muy comprensibles e incluso acaben convirtiéndose en meras anécdotas", ha subrayado.

Por ello, ha indicado que la Diputación de A Coruña se ha sumado a las alegaciones de la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp) en lo que respecta a la defensa de la autonomía de los ayuntamientos, "no se les puede vaciar de contenido".

En esta línea, ha explicado que la Diputación de A Coruña no está de acuerdo con todo lo recogido en el informe sobre el anteproyecto de ley, y, al respecto, ha apostillado que no es razonable, por ejemplo, la implantación en todo el territorio español de un coste estándar que determine la viabilidad económica de un ayuntamiento.

"Este coste depende precisamente del lugar dónde se preste el servicio, de la finalidad que se busca y de los medios humanos y materiales con los que se cuente".

Igualmente, se ha mostrado contrario al sistema previsto en caso de que la Diputación tenga que asumir las competencias de algún ayuntamiento y su personal, "porque proponemos que el traspaso de personal no se lleve a cabo integrándolo en la administración provincial, sino que debe seguir siendo personal con dependencia orgánica del municipio y funcional de la Diputación", ha planteado.

También ha reclamado una mayor financiación para las diputaciones "si se cumplen las previsiciones del incremento de competencias", y ha sugerido que más ayuntamientos deberían seguir el ejemplo de Oza y Cesuras.

Calvo ha asegurado que el camino emprendido hace un año por Oza y Cesuras no fue fácil, y ha especificado que ese proceso de unión cuenta con el informe favorable de la Diputación y de la Comisión Galega de Delimitación Territorial y que tan solo está pendiente el dictamen del Consello Consultivo para que el Consello de la Xunta haga realidad esa "fusión voluntaria".

En su discurso, ha relatado que la hoja de ruta no resultó sencilla porque "estábamos ante un muro, pero lo traspasamos" ya que no "quisimos quedar sentados viendo pasar la historia" sino que decidimos "formar parte de ella" y en el trayecto se ha visto que no se avanza hacia "una merma".

Ha contado que se ha soprendido por la falta de apoyo de PSdeG y BNG, "esperaba que estuviesen a la altura de las circunstancias y que pusiesen los intereses de los vecinos por encima de los de los partidos, pero su único interés -el de sendos grupos- fue echar abajo" esta fusión, aunque ha esperado que este comportamiento cambie en el futuro.

Respecto a los vecinos de estos municipios, ha asegurado que "el vecino lo que quiere es que se le preste un mejor servicio. Tener los servicios necesarios para que sus hijos no tengan que irse del ayuntamiento cuando cumplen 18 años porque no tienen oportunidades laborales, una guardería, o porque no tienen los servicios necesarios que sí da el municipio del al lado, como Culleredo, Cambre o cualquiera del área metropolitana".

"Nosotros siempre apoyaremos cualquier iniciativa que pase por la unión de ayuntamientos o por las alianzas puntuales para mejorar la prestación de los servicios públicos municipales a los ciudadanos", ha garantizado, y ha recordado las comunidades intermunicipales que, al amparo de la Diputación, ya funcionan tanto en la comarca de Santiago como en Costa da Morte.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que presentó a Diego Calvo, apeló a la valentía y a la generosidad como guías para unir esfuerzos, mancomunar servicios, cooperar y asociarse, "y dar así respuesta a las necesidades de la ciudadanía".

En esta senda, ha aclarado, se encuentra el "futuro y la superviviencia de muchos ayuntamientos gallegos" y ha reiterado que la Xunta estará al lado de los que se decanten por estas alternativas, "acompañándolos como interlocutora, y ayudándolos en cada paso que den. La crisis es la que nos lo impone, pero la sociedad la que nos lo demanda".

Como muestra de ese compromiso, ha hecho referencia al acuerdo aprobado recientemente por el Consello de la Xunta para que todos aquellos ayuntamientos que apuesten por la gestión compartida de servicios públicos vean blindada su prioridad a la hora de acceder a las ayudas que se otorguen con fondos del presupuesto autonómico.

"El futuro que se abre ante nosotros se escribe en plural, demanda acciones colectivas, trabajo conjunto y gestión compartida, y rechaza individualismo", ha sentenciado.

Feijóo, que mencionó las palabras valentía y generosidad para esta tarea, reconoció al presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, de 37 años, su "papel clave" porque "a través de su implicación nuestra Comunidad está siendo pionera y está escribiendo una nueva página de su historia" con una fusión, la de Oza y Cesuras, "de mutuo acuerdo, sin imposiciones, y con la única vocación de servicio público. Ambos municipios están abriendo el camino".

Calvo "supo verlo, lo intentó y lo logró, sumó la voluntad de dos ayuntamientos pequeños que juntos serán más grandes, y que están poniendo la primera piedra del que será un puente por el que, antes o después, han de transitar otros municipios gallegos y de toda España".

Comentarios