Cadenas pide que se ponga fin a la huelga con un “diálogo constructivo”

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Miguel Ángel Cadenas, reclamó a las partes implicadas en el conflicto de justicia –Xunta y sindicatos– que lleven a cabo un ejercicio de “diálogo constructivo”

Cadenas pide que se ponga fin a la huelga con un “diálogo constructivo”
Miguel Ángel Cadenas durante una intervención en la Escuela de Verano del Poder Judicial | aec
Miguel Ángel Cadenas durante una intervención en la Escuela de Verano del Poder Judicial | aec

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Miguel Ángel Cadenas, reclamó a las partes implicadas en el conflicto de justicia –Xunta y sindicatos– que lleven a cabo un ejercicio de “diálogo constructivo” para buscar un desbloqueo de una situación que, a su juicio, va a generar problemas a medio y largo plazo porque los órganos judiciales continúa recibiendo asuntos.
Así se expresó Cadenas en una entrevista concedida ayer a la Cadena Ser en la que mostró su preocupación por la falta de diálogo entre Xunta y sindicatos para poner fin a una huelga indefinida de los funcionarios de justicia que amenaza con llegar 
al mes de duración.

Inimaginable
“Me resulta inimaginable un conflicto colectivo de esta naturaleza y dimensión en el que no exista una constante, con altibajos, labor de diálogo y negociación porque es inherente a un conflicto colectivo”, declaró.
De este modo, Cadenas puso el foco en que son “las partes” implicadas quienes tienen la “responsabilidad” de articular un “diálogo constructivo” que trate de “superar los obstáculos” y dar con una solución.
Asimismo, mostró su preocupación por las consecuencias que tendrá la huelga a corto y medio plazo en la administración de justicia. “El problema de los órganos judiciales es que la entrada de asuntos no cesa; se puede atenuar en algunos ámbitos como el civil, pero en la mayoría la entrada de trabajo sigue constante”, remarcó Cadenas.
Los juzgados gallegos cumplirán este miércoles un mes paralizados a raíz de la primera huelga indefinida de los funcionarios del sector –un colectivo integrado por unos 2.700 trabajadores– en los más de veinte años transcurridos desde que se transfirió la competencia a la comunidad.
Con dieciocho jornadas lectivas –días laborales– acumuladas de paro, el balance es “demoledor” y, según los cálculos de los sindicatos, se  aplazaron “casi 10.000 juicios”, una cifra que la Xunta ve exagerada. Pero hay que sumar otros millares de trámites y procedimientos jurídicos, puesto que los registros civiles también están “colapsados”.
Distintos miembros del comité de huelga, coinciden en apuntar que “cada semana de huelga supone un año de retraso” en un sistema judicial que, ya de por sí, está sobrecargado. l