sábado 31/10/20

El BNG reclama la constitución de una república “social y democrática” para Galicia

El BNG publicó ayer el manifiesto “Erguer os soños e as esperanzas” en el que reclama la constitución de una república gallega “social y democrática”.

Simpatizantes del BNG participan en la marcha del 25 de Julio	archivo
Simpatizantes del BNG participan en la marcha del 25 de Julio archivo

El BNG publicó ayer el manifiesto “Erguer os soños e as esperanzas” en el que reclama la constitución de una república gallega “social y democrática”.
Los  nacionalistas abogan por esa forma de organización estatal caracterizada por “el bienestar, la justicia y la igualdad, la educación, la sanidad, la vivienda y la cultura como derechos, el laicismo, la defensa de la tierra y el respeto de los derechos de las personas y nacionales de todos los pueblos del mundo”.
En un comunicado, el BNG vincula la república para Galicia a un cambio en la forma de gobierno mediante el que “el pueblo gallego se dote de instrumentos políticos propios que quiebren la situación de dependencia”.
Según el BNG, un simple cambio en la organización “no resolverá” los problemas de Galicia “determinados por la relación de dependencia y subordinación” al Estado español y “concretada en el impedimento para desarrollar” las potencialidades económicas, en la eliminación de sectores productivos y puestos de trabajo, en la emigración juvenil o en la asimilación lingüística y cultural.
“Esta situación solo se puede resolver disponiendo de capacidad para decidir en función de nuestros intereses, fórmula que concreta la reivindicación da soberanía para Galicia”, señala el manifiesto.
La formación nacionalista gallega incide en la necesidad de cambiar la forma del Estado, “no solo por el carácter antidemocrático” de la monarquía sino “por tratarse de un sistema corrupto al servicio de la clase dominante, de las grandes empresasy del poder económico”.
El BNG hace un llamamiento a la reivindicación del proyecto de la “República de Galiza” como expresión de las “convicciones democráticas y republicanas del nacionalismo y del derecho del pueblo gallego a existir”. “Tenemos derecho a escribir nuestra propia historia”, asegura. 

Comentarios