lunes 26/10/20

Una bloguera que marca tendencia desde Ferrol

Uno de los efectos de la revolución tecnológica que está viviendo el planeta es la aparición de nuevas profesiones, vinculadas en la mayoría de los casos a internet y las redes sociales.

Uno de los efectos de la revolución tecnológica que está viviendo el planeta es la aparición de nuevas profesiones, vinculadas en la mayoría de los casos a internet y las redes sociales. Ser youtuber o bloguera de moda ya es un oficio para mucha gente. Otros, aunque no viven de ello, se han convertido en referentes y creadores de tendencia entre los adeptos a la moda. Es el caso, por ejemplo, de Sara Noguerol, una joven ferrolana que ha hecho de su mayor pasión una ocupación remunerada que puede compatibilizar con su doctorado en derecho mercantil.
Aunque empezó en 2011 con un blog de moda, no fue hasta 2014 cuando se pasó a Instagram, la red social que más ha crecido en los últimos años. Hoy ya cuenta con más de 15.000 seguidores, lo que la convierte en una de las mayores “influencers” locales en la red de redes.
“Es una gran responsabilidad tener ese número de seguidores”, asegura. Esta bloguera se precia, además, de tener seguidoras reales –un inmenso porcentaje son mujeres–, con las que interactúa y tiene contacto diario, aunque reconoce que “cada vez resulta más difícil poder contestar a todas de forma personalizada”. Sara tiene su base de operaciones en Ferrol, que es, además, el mejor escenario para sus sesiones fotográficas.
Y aunque la conectividad de la red le permite trabajar con empresas de cualquier lugar del mundo, comenta que le gusta trabajar, siempre que puede, con comercios locales. Por ejemplo, La Premier, de la calle Real. Esto no es casual. Sara conoce lo que significa ser un pequeño empresario y es consciente de la necesidad de cooperación a nivel local, ya que su padre y su tía –Bruno y Natalia– son conocidos comerciantes de moda en el centro de la ciudad.

ganar dinero
La moda mueve millones, pero están repartidos entre unos pocos. La mayoría de firmas no pueden permitirse grandes campañas publicitarias ni cuentan con rostros famosos para lucir sus prendas. Es ahí donde nace la conexión entre esas pymes de moda y personas como Sara, que conocen las últimas tendencias y saben como vender un producto de forma visual y atractiva. Pero, ¿cómo se gana dinero con esto?
La bloguera ferrolana explica que existen varias vías. En su caso, son las firmas de ropa las que se ponen en contacto con ella y le proponen lucir sus prendas. Además de este pago en especies, la mayoría de ingresos vienen por las ventas que esas empresas hagan a través de su web y que previamente hayan visto el blog o el Instagram de Sara ––@saranoguerolp–. A través de una serie de códigos son capaces de identificar qué usuarias se han inspirado en ella para adquirir esta o aquella prenda. Otras, las menos, también pagan por los servicios prestados.
Sin embargo, tiene claro que a pesar de su gran éxito el cupo de las que pueden vivir solo de esto ya está lleno. “Es un plus al mes, pero no es algo para toda la vida”, comenta. “La parte más gratificante es el contacto con mis seguidoras. Algunas me paran por la calle para comentarme esto o lo otro y todavía me abruman esas situaciones”.
En el último evento al que asistió, más de 200 seguidoras de toda Galicia se acercaron para conocerla en persona e intercambiar impresiones con ella. Pero su gran legión de seguidoras, confiesa con orgullo, está formada por chicas de Ferrol y la comarca. Jóvenes que confían y se inspiran en ella a la hora de elegir un look. Cuenta, a modo de anécdota, que la pasada Fashion Night promocionó un vestido de La Premiere, su tienda de confianza en Ferrol, “y en pocos días los vendieron todos”. Una auténtica estrategia de marketing directo.

youtube
Tras su éxito en Instagram y Snapchat, donde ha conseguido unas 9.000 visualizaciones por video, ha decidido dar el salto a Youtube. Fueron de nuevo sus fans las que casi la forzaron a abrir este nuevo canal para seguir más de cerca su día a día en el mundo de la moda.
En sus primeros vídeos ha compartido algunas de sus experiencias en eventos de moda en Madrid y aprovecha las oportunidades del formato audiovisual para explicar sus sesiones de “shopping” o dar consejos sobre la mejor vestimenta para cada situación. En contra de lo que mucha gente cree, tampoco resulta sencillo obtener grandes ingresos en esta plataforma.
“Hace unos días empecé a monetizar mis videos, pero no es gran cosa. Te da unos 25 euros por cada 1.000 visualizaciones, aunque influyen otras variantes como el número de comentarios u otras interacciones con los usuarios”.
La mayoría de proyectos como el que comenzó Sara Noguerol se quedan en el camino. “Un gran porcentaje cierran o se abandonan pasado un tiempo, porque hay que dedicarle muchas horas al día y ser muy constante”. Ella se ha ganado a pulso un hueco en la élite a nivel gallego de las blogueras de moda y no ha desaprovechado la ocasión para llevar el nombre de Ferrol consigo.
Una última confesión de esta bloguera que crea tendencia: “Mi gran inspiración y mi mayor influencia siempre ha sido mi abuela. Una mujer elegante”.

Comentarios